Sur de la Florida

Miami es un peligro para los peatones

La zona metropolitana de Miami es una de las más peligrosas en el país para los peatones porque sus calles y avenidas generalmente están diseñadas para agilizar el tráfico vehicular, según un informe publicado el lunes.

Diseño Peligroso, un informe conjunto de los grupos Surface Transportation Policy Partnership y Transportation for America, catalolga la zona de Miami como la tercera más peligrosa del país para los peatones, después de Orlando y Tampa.

Aunque anteriormente se han emitido informes similares, el estudio dado a conocer el lunes es quizá el más completo, basado en estadísticas que vinculan el diseño de las calles al número de peatones fallecidos en accidentes de tránsito.

Una de las conclusiones más interesantes del informe es que las zonas urbanas más peligrosas para los peatones no son las que tienen mayor cantidad de víctimas, sino aquéllas donde la gente enfrenta el mayor riesgo al caminar.

Nueva York, por ejemplo, tiene el mayor número de transeúntes muertos en accidentes de cualquier zona urbana del país --unos 317 en el 2008-- pero los autores del estudio afirman que lo que importa es si el diseño de las calles hace la zona más peligrosa incluso para un número menor de peatones que en Nueva York.

La razón es que aunque hay menos transeúntes en zonas urbanas como Orlando, Tampa y Miami, los que salen a caminar están más expuestos a ser atropellados por un vehículo que en zonas urbanas más compactas como Manhattan. Los autores del estudio señalaron a Orlando como la zona urbana más peligrosa del país para los transeúntes.

"Orlando está primero en la lista porque su índice de transeúntes muertos en accidentes de tránsito es 2.9 por cada 100,000 habitantes, aunque tiene una baja proporción de personas que caminan al trabajo, sólo 1.3 porciento'', según el informe. ‘‘En otras palabras, las pocas personas que caminan en Orlando encaran un riesgo relativamente elevado de morir atropellado por un vehículo''. Así las cosas, Orlando tiene un índice de 221.5, el más alto del país.

Tampa se mantuvo en segundo lugar con un promedio de peatones muertos de 3.52 por cada 100,000 habitantes y un índice de peligro de 205.5.

La zona metropolitana de Miami quedó en tercer lugar con un promedio de peatones fallecidos de 3.04 y un índice de peligro de 181.2. El índice de peligro toma en cuenta el promedio de peatones muertos por cada 100,000 habitantes en un período de dos años y el porcentaje de personas que caminan al trabajo.

En en el informe, la zona metropolitana de Miami incluye a Fort Lauderdale y todas la comunidades de la región hasta Pompano Beach en Broward, cerca del Condado Palm Beach.

Gloria Katz, directora ejecutiva de Smart Growth Partnership, organización de Fort Lauderdale que promueve la seguridad entre los peatones, dijo que el informe expone la realidad de que ciertas áreas del país no invierten fondos suficientes para mejorar la seguridad de los peatones.

"Lo que pasa es que aquí en el sur de la Florida no hemos gastado dinero suficiente para apoyar normas a favor de lo que llamamos ‘calles completas', es decir, que incluyen instalaciones de transporte que van más allá del apoyo a los vehículos, como aceras y sendas bicicletas''. dijo Katz.

"Gastamos 65 centavos por persona al año en fondos federales en sendas para bicicletas y la seguridad de los peatones. La zona más segura para peatones gasta $4.01 por persona'', acotó.

Nueva York, con una tasa de mortalidad de peatones de 1.67, quedó en el lugar 50 y recibió un índice de peligrosidad relativamente bajo, 28.1, aunque en cifras absolutas la zona tiene el número más alto de peatones atropellados del país en los años 2007 y 2008: 316 y 317, respectivamente.

El estudio de Nueva York incluye también Long Island y el norte del estado de Nueva Jersey.

El informe culpa al crecimiento suburbano del aumento del peligro para los peatones, debido a calles y avenidas diseñadas para agilizar el tráfico de vehículos, no reducir la velocidad, porque muchas de estas arterias no tienen aceras o cruces para transeúntes.

"En las últimas décadas muchas de las actividades diarias se han mudado de las calles céntricas de las viejas ciudades y a las área suburbanas, donde las avenidas son cada vez más anchas'', indicó el informe.

"Estas arterias han atraído centros comerciales, diseñados para recibir clientes en vehículos''.

"Sin embargo, la presión para movilizar con más rapidez l mayor número de vehículos ha obligado a los departamentos de transporte a construir más sendas para vehículos y menos aceras, menos cruces de peatones e incluso menos árboles''.

Según el estudio, los hispanos y los afroamericanos, como promedio, son particularmente vulnerables porque "conducen menos y caminan más que otros grupos''.

Además, indica el estudio, los afroamericanos "caminan 50 por ciento más que los blancos y la tasa para los hispanos es casi 40 por ciento más''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios