Sur de la Florida

Escalofriantes detalles de asesinato en Coral Gables High

En su entrevista con la policía, Rodríguez le dijo al detective Thomas Romagni que 
Rivera nunca lo había amenazado con un arma.
En su entrevista con la policía, Rodríguez le dijo al detective Thomas Romagni que Rivera nunca lo había amenazado con un arma.

Cuando Andy Rodríguez, alumno de la secundaria Coral Gables, llevó una cuchilla a la escuela, no fue porque un compañero de clases lo hubiera amenazado sino simplemente porque lo miró "con mala cara''.

Así que cuando Rodríguez y Juan Carlos Rivera, de 17 años, se toparon en el pasillo de la escuela el 15 de septiembre, comenzaron a volar los puñetazos y Rodríguez hirió de muerte a Rivera con una cuchilla, declaró el acusado a los detectives de la Policía de Miami-DaDe.

"Me saqué [la cuchilla] del bolsillo y le pegué así, por el costado'', dijo Rodríguez, de 17 años, en una declaración grabada, agregando: "Aquí en el costado, y el otro, creo --no sé-- a lo mejor en la espalda''.

Los fiscales dieron a conocer la declaración el lunes, junto con imágenes de video de vigilancia, informes policiales y de la autopsia, así como transcripciones de las declaraciones de jurados, casi dos meses después de los hechos.

Las pruebas revelan una animosidad de carácter machista --tensión que aparentemente se debió a una muchacha-- pero sin una razón singular para tanta mala sangre. Esto es lo que está claro: Rodríguez y Rivera apenas se conocían.

Alexander J. Michaels, el abogado de Rodríguez, dijo que su cliente no tuvo más remedio que atacar.

"No me gusta hablar de estrategia ante los medios, pero creo que tenemos una argumentación sólida de defensa propia'', dijo Michaels.

Los fiscales no concuerdan. La fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle, dijo el lunes: "No se puede llevar un arma a la escuela, es ilegal. Cualquier arma en la escuela es un boleto expreso al desastre''.

En su entrevista con la policía, Rodríguez le dijo al detective Thomas Romagni que Rivera nunca lo había amenazado con un arma.

El problema se había cocinado en el pasado de Rodríguez. Los archivos de la Policía de Miami indican que los agentes respondieron a llamadas a su casa nueve veces desde febrero, entre ellas una denuncia de "una pelea familiar grande con cuchillos''.

Rodríguez no tenía antecedentes penales, pero en la secundaria Coral Gables fue suspendido siete veces antes del incidente fatal, muestran los archivos. Tres de esas veces fue por peleas. Las escuelas de Miami-Dade tienen una norma de cero tolerancia de armas. Los alumnos tienen que firmar un código de conducta en el que reconocen la existencia de tal norma, aunque no está claro si Rodríguez firmó el documento.

Rivera, que había salido hacía poco de Cuba y que vino a Estados Unidos desde España, vivía en el mismo edificio de apartamentos que la novia Rodríguez, Daimilsis Salgado, de 17 años. Las familias se conocían y la madre de Salgado le había pedido a Daimilsis que llevara a Rivera a la escuela en el carro.

Daimilsis declaró a la policía que sólo lo llevó pocas veces "para quedar bien''.

Rodríguez alegó ante la policía que eso nunca lo molestó. Pero su amigo Mario Núñez, de 16 años, le dijo a la policía que Rodríguez le había confesado "que él le había dicho a ella que no llevara a Juan Carlos más [a la escuela]''.

Poco antes del incidente, Rodríguez se separó de Daimilsis, declaró Mario a la policía, después de que ella se negó a darle su clave para entrar en su página en Myspace.com. Pero se reconciliaron.

"Fue entonces, cuando regresé con mi novia, que empezó a mirarme raro'', dijo Rodríguez refiriéndose a Rivera. "Quiero dejar en claro aquí que nunca tuve ninguna pelea por mi novia . . . ni siquiera le dije nunca [a ella] que él me miraba raro''.

Tres o cuatro días antes del incidente, alegó Rodríguez, encontró una cuchilla mientras caminaba a su casa de regreso de su trabajo en el pulguero de Flagler Dog Trackm donde vendía camisetas. Se quedó con la cuchilla "por si me atacaba primero, como hizo'', dijo Rodríguez.

El día antes del incidente, alegó Rodríguez, Rivera tropezó con él a la hora del almuerzo. "Ten cuidado'', le habría dicho Rivera a Rodríguez, según la declaración.

Su amigo Mario brindó una versión más detallada: "Juan Carlos se puso a mirarlo fijo, escupió en el suelo y se agarró sus partes. Andy no le prestó atención y siguió caminando''.

El cuchillo estaba en el bolsillo de Rodríguez al día siguiente cuando Rivera y Rodríguez se encontraron de casualidad alrededor de las 9 a.m. No está claro quién lanzó el primer golpe.

Rodríguez declaró a la policía: ‘Yo no estaba seguro si él me iba a atacar, pero luego miré hacia atrás y lo vi lanzarse hacia mí. Retrocedí varios pasos y planté los pies firmemente en el suelo; entonces él me lanzó un golpe y yo otro, y empezamos a pelear''.

Un amigo de Rodríguez trató de separarlos hasta que vio la cuchilla.

Una muchacha escuchó que el amigo gritaba: "¡No hagas eso! te vas a buscar un problema. Te vas a arruinar la vida''.

Otro testigo vio a Rodríguez lanzar a Rivera al suelo. Rodríguez admitió haber acuchillado a Rivera mientras forcejeaban en el suelo.

Los detectives de homicidios saben que Rivera fue acuchillado cinco veces: tres en el pecho y dos en la espalda. La cuchillada fatal le perforó el corazón, según la autopsia.

Tras acuchillar a Rivera, declaró Rodríguez a la policía, el joven herido "me atacó con un bolígrafo''. Sin embargo, ningún testigo le dijo a la policía que Rivera hubiera empuñado un bolígrafo.

Después de la pelea, la pared del pasillo quedó manchada de sangre. La grabación de las cámaras de seguridad mostró que la pelea se desplazó entonces al patio.

Después de acuchillar a Rivera, Rodríguez regresó corriendo al pasillo, esquivando a otros estudiantes y quitándose la camisa roja. Un policía escolar lo capturó a pocas cuadras.

Adentro, Rivera quedó de pie y luego se desplomó. "Estaba temblando y empezó a toser'', dijo la muchacha.

Rivera murió sobre el piso de concreto del patio de la escuela.

  Comentarios