Sur de la Florida

Suárez, nuevo rostro en la Comisión de Miami

Francis Suárez celebra su triunfo sobre Manolo Reyes, en una segunda vuelta que trae un nuevo rostro el escaño de la comisión municipal por el Distrito 4.
Francis Suárez celebra su triunfo sobre Manolo Reyes, en una segunda vuelta que trae un nuevo rostro el escaño de la comisión municipal por el Distrito 4. El Nuevo Herald

En momentos en que Miami atraviesa una prueba que va más allá de los problemas financieros, un nuevo rostro ocupará el escaño de la comisión municipal por el Distrito 4 a partir del 25 de noviembre. Su nombre: Francis Suárez.

La segunda vuelta electoral del martes en esta zona mayormente residencial y con una gran población hispana significó la victoria de Suárez, un abogado de 32 años, quien obtuvo 51.45 por ciento del favor del electorado (4,739 votos). Su contrincante de turno Manolo Reyes, alcanzó 48.55 por ciento (4,471 votos).

"Me siento contento con los resultados y también orgulloso del apoyo del pueblo del distrito. Espero llevar a Miami en una nueva dirección con el favor de Dios'', dijo Suárez visiblemente emocionado, poco después de conocer el conteo de votos que aseguró su triunfo en las urnas. El vencedor es hijo del ex alcalde Xavier Suárez.

Por su parte Reyes aceptó la derrota y dio las gracias a sus simpatizantes. "No perdimos. El pueblo dictó su voto'', anotó.

Las autoridades electorales registraron una participación de 8,939 votos. En otros resultados en Miami Beach en el Grupo II Jorge Exposito venció con 52.83 por ciento (2,968 votos) sobre María Mayer que registró 47.17 por ciento (2,650 votos). En el Grupo III Michael Góngora ganó con 59.80 por ciento (3,329 votos) dejando atrás a su rival Gabrielle Redfern quien obtuvo 40.20 por ciento (2,238 votos).

La elección del nuevo comisionado se produce en medio de una tormenta política a raíz de la destitución por cargos de corrupción de la comisionada del Distrito 5, Michelle Spence-Jones, y la renuncia forzada el lunes del titular del Distrito 1, Angel González.

Ambos tienen serios problemas con la justicia. Spence-Jones fue acusada por la fiscalía estatal de desviar unos $50,000 en fondos de ayuda para beneficiar a un negocio familiar, mientras que González se declaró culpable de abuso de poder y conducta impropia al gestionar un trabajo para su hija en una constructora local.

La crisis parecía agravarse con el transcurso de las horas, ya que el gobernador de la Florida, Charlie Crist, adelantó que no designará a un comisionado interino pese a la solicitud hecha por el alcalde de Miami, Tomás Regalado.

El municipio está paralizado por falta de quórum y ahora está obligado a celebrar una votación extraordinaria en el Distrito 5 a mediados de enero. La elección costará unos $200,000.

Los inconvenientes que atraviesa el gobierno local han puesto en alerta a Suárez, quien recibió la noticia de su victoria en el Restaurante El Rincón Argentino, de Coral Gables. El nuevo comisionado estuvo rodeado de familiares, amigos y simpatizantes, entre los que estaban el presidente de la Comisión, Marc Sarnoff, y el administrador de la ciudad, Pete Hernández.

"Esta es una oportunidad de devolverle a la comunidad todo lo que me ha dado. El unico mensaje que tengo para mis votantes es gracias por salir y confiar en mí. Nunca me voy a olvidar de mi gente'', anotó Suárez quien basó su campaña denunciando los excesivos sueldos de los funcionarios públicos y la defensa de la transparencia fiscal.

Los beneficios de pensión en la Ciudad de Miami han sido parte esencial del motor de la campaña electoral. Las obligaciones aumentaron alrededor de 400 por ciento en los últimos años, abrumando aún más las deterioradas finanzas municipales.

Recientemente el gobierno local tuvo que echar mano a las reservas de emergencia para equilibrar el presupuesto, sin embargo, el aparato burocrático sigue ejerciendo presión sobre los libros contables. De hecho, casi la mitad de los funcionarios municipales ganan más de $100,000 al año entre sueldos, beneficios y compensaciones. Los contratos sindicales fueron aprobados por la Comisión de Miami en el 2007.

Suárez, quien llega a la comisión sin el apoyo de los sindicatos, se comprometió a trabajar para mantener bajos los impuestos a la propiedad, colaborar estrechamente con el ayuntamiento en la mejora de vías públicas y buscar fórmulas de solución con el objeto de renegociar los honerosos compromisos sindicales.

El Distrito 4 comienza al oeste de la U.S. 1 en Siver Bluff y Shenandoah. De ahí se proyecta hacia el oeste hasta Flagami.

La elección de Suárez en las urnas permitirá al gobierno edil acelerar nombramientos en el ayuntamiento y nombrar a un cuarto comisionado interino para que ocupe el puesto vacante en el Distrito 1 tan pronto como antes del Día de Acción de Gracias.

La primera ronda de votación dejó a Suárez con 44.74 por ciento (5,438 votos). Reyes se anotó 40.50 por ciento del voto (4,922).

Sarnoff confirmó que se ha programado una reunión especial en el ayuntamiento para el 25 de noviembre. El propósito será tratar el tema de cómo llenar las vacantes en la comisión y discutir el calendario de futuros encuentros municipales.

Un comunicado de prensa de la oficina de Sarnoff aclaró que "ningún otro tema será tratado excepto a los ya especificados''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios