Sur de la Florida

Inspecciones harían subir los seguros de casas

Un INSPECTOR revisa el ático de una casa en Margate, en el condado Broward.
Un INSPECTOR revisa el ático de una casa en Margate, en el condado Broward. Charles Trainor/The Miami Herald

Si usted disfrutaba de un descuento con su compañía de seguros por instalar contraventanas y otro tipo de protección contra huracanes, es posible que pronto lo vea desaparecer.

Casi una docena de aseguradoras --excepto la mayor del estado, Citizens-- están despachando inspectores a las viviendas para asegurar que los descuentos, con frecuencia superiores a $1,000 al año, estén realmente justificados.

Según las aseguradoras, muchas veces no es así. En su lugar, son resultado de malas inspecciones anteriores y, en algunos casos, de inspecciones fraudulentas.

En cientos de casos hasta el momento --noy hay una cifra precisa-- los descuentos se han reducido o eliminado por completo.

Eso es lo que está a punto de sucederle a Cari Pouso, una propietaria de West Kendall que pagó más de $20,000 para instalar ventanas y puertas resistentes al viento en su casa. Magnolia Insurance envió un inspector una tarde, cuando su hijo de 14 años estaba solo en la casa.

Pouso dijo que el inspector prometió regresar unos días después cuando ella estuviera presente, pero nunca lo hizo. Unas semanas más tarde, recibió una carta de Magnolia informándole que sus descuentos por mitigación se reducirían porque tenía una puerta sin protección.

Ahora Magnolia le pide que pague $100 por otra inspección.

Las inspecciones anteriores para certificar que las viviendas habían sido fortalecidas para soportar mejor los vientos fuertes fueron pagadas por los propietarios o un programa estatal que venció el verano pasado. En algunos casos, opinan las aseguradoras, los inspectores prometieron ahorrarle al propietario dinero suficiente para cubrir el costo de la inspección --de entre $100 y $300-- y lo hicieron, aunque eso significara alterar el informe.

Néstor Rivero, que recibió un descuento de $888 en la prima tras instalar ventanas resistentes a los impactos, piensa que las nuevas inspecciones son un esfuerzo de mala voluntad de las aseguradoras a fin de no dar los descuentos a cientos de miles de propietarios.

"Están tratando de encontrar huecos con estas inspecciones'', dijo Rivero, un agente independiente que trabaja con varias compañías de seguros. "Lo siento, eso es lo que están tratando de hacer para no tener que dar los créditos''.

Las compañías de seguros que están dispuestas a discutir la estrategia, dicen que no se trata de enviar inspectores con la misión de torpedear los descuentos para proteger las ganancias del sector.

"La ley nos exige ofrecer los descuentos'', dijo Lockwood Burt, presidente ejecutivo de Security First Insurance en Ormond Beach. "El problema es que pudiéramos estar dando descuentos a personas que no tienen derecho''.

Burt dijo que la empresa ha revisado 500 pólizas con descuentos y halló errores en 95 por ciento de las inspecciones. Agregó que corregir esos errores ha resultado en primas más altas, un promedio de $302 adicionales.

Como prueba de la buena fe de la empresa, señaló que en uno de cada 10 casos, el propietario ha recibido un descuento mayor, un promedio de $140.

Los descuentos por mitigación de vientos existen desde el 2003, pero se hicieron muy populares cuando las tarifas de seguro se dispararon después de los huracanes del 2004 y 2005. En el 2006 los créditos se duplicaron. La idea era que tanto los propietarios como las aseguradoras se beneficiaran de mejoras en la seguridad de las viviendas.

Las inspecciones eran necesarias para verificar que los propietarios hubieran instalado contraventanas, puertas de garaje reforzadas y otras modificaciones para mejorar la seguridad de la vivienda en caso de un huracán.

Aunque la inspección podía costar hasta $300, los beneficios eran mucho mayores.

Tantos propietarios cumplieron con los requisitos para los créditos --unos 392,466, casi la mitad de todos los dueños de casas, apartamentos o propiedades de alquiler con pólizas de Citizens Property Insurance-- que las aseguradoras comenzaron a quejarse de ingresos perdidos.

Las empresas han pedido a las autoridades estatales --infructuosamente hasta el momento-- hacer los descuentos menos generosos.

Y entonces llega la ola de nuevas inspecciones.

Citizens, la mayor aseguradora de viviendas en el estado, no ha vuelto a inspeccionar ninguna propiedad hasta la fecha, pero planea comenzar el próximo mes.

Inicialmente la empresa revisará 500 pólizas a manera de prueba para determinar si hay problemas con las inspecciones iniciales. Citizens informó que cuando se detecten errores, las primas no se ajustarán hasta que llegue el momento de renovar las pólizas.

Las nuevas inspecciones sorprenden a los clientes porque los inspectores suelen presentarse sin aviso, dijo Jeff Grady, presidente de la Asociación de Agentes Independientes de la Florida.

"Los consumidores están confundidos. Con frecuencia se enteran de que se ha ordenado una nueva inspección cuando el inspector se presenta en la puerta y pide revisar el ático'', dijo Grady, quien agregó que algunas aseguradoras se niegan a compartir los resultados de la inspección con los clientes o agentes independientes.

La forma en que las inspecciones se realizan varía de una empresa a otra. Por ejemplo, Southern Oak Insurance compartirá los resultados con los agentes y no aumentará las pólizas retroactivamente si ésta tiene tres meses o más. Los propietarios también tienen la oportunidad de solucionar los problemas para recuperar los descuentos.

Citizens tampoco hará cambios retroactivos, per algunas otras aseguradoras aumentarán las primas de inmediato si encuentran errores.

  Comentarios