Sur de la Florida

La fiebre de los juguetes: en busca del regalo perfecto

Los compradores no escatiman a la hora de adquirir juguetes para las fiestas.
Los compradores no escatiman a la hora de adquirir juguetes para las fiestas. al diaz/the miami herald

Mr. Squiggles y sus amigos son las mascotas perfectas. Estos hámsters de juguete no apestan, no se mueren y no lo despiertan a uno en medio de la noche.

Los peludos juguetes robóticos conocidos como Zhu Zhu Pets son los juguetes de moda de la temporada, vuelan de las estanterías de las tiendas y tienen a los padres corriendo frenéticamente por toda la ciudad. Recuerden la locura de los Furby, los Cabbage Patch y Tickle Me Elmo.

Melinda Zisser ha ido a las tiendas de Toys "R'' Us y Target en Plantation numerosas veces, y cada vez que llega se encuentra con que se perdió por sólo unos minutos el cargamento y sale con las manos vacías. Ha llamado al fabricante y su madre ha visitado las tiendas de Jacksonville.

Lo único que Melinda se niega a hacer es pagar los altos precios en Amazon.com o eBay, donde el juguete, que normalmente se vende en menos de $10, alcanza precios de hasta $50.

"No me di cuenta de que estaría en medio de las hordas de compradores en busca del regalo perfecto para los días festivos'', dijo Zisser, una madre de Davie que tenía la esperanza de que dos Zhu Zhu Pets reemplazaran el hámster muerto de su hija y el deseo de su hijo de tener una mascota. "Si yo supiera que podía conseguirlos en China, me subiría a un avión e iría hasta allá''.

Hay una solución más sencilla para padres desesperados: acampar frente a Toys "R'' Us antes de la apertura de la medianoche del jueves. Los primeros 100 compradores en la fila tendrán derecho a comprar un Zhu Zhu Pet. Pero sólo uno por familia.

Los Zhu Zhu Pets son el éxito sorpresa de la temporada navideña.

Wal-Mart ni siquiera puede sacar los juguetes de la caja antes de venderlos. Toys "R'' Us vendió el cargamento entero la mañana del sábado. Learning Express en Pembroke Pines recibió unos 200 la semana pasada y se le habían acabado en menos de un día. La tienda ya tiene otra lista de espera de 300 personas.

"Vamos a recibir otro cargamento antes de Navidad'', dijo Cassandra Llanusa, empleada de la tienda. "Ni siquiera quieren decirnos cuándo vienen. Los recibiremos de sorpresa''.

La escasez de los Zhu Zhu Pets es una combinación del manejo conservador del inventario de las tiendas y del bajo precio (entre $8 y $10) que le viene bien a los padres, quienes en estos momentos están ahorrando cada centavo.

Los hámsters son todos interactivos, y cada uno de ellos tiene una personalidad particular, como Mr. Squiggles, a quien le encanta explorar, y Chunk, el surfista con sangre fría. Los hámsters andan en carros pequeños o corren en ruedas como los hámsters de verdad.

Son tan inteligentes que emiten sonidos como de descargar el inodoro o cepillarse los dientes cuando van a su baño, y roncan cuando entran en su dormitorio.

A pesar de los esfuerzos del fabricante por acelerar la producción, no hay manera de que la oferta de Zhu Zhu Pets se acerque siquiera a cubrir la demanda.

Pero se espera que su popularidad sea beneficiosa para la industria de los juguetes.

"No habíamos tenido un juguete tan popular como este desde el 2006'', dijo Richard Gottlieb, experto en la industria de los juguetes radicado en Nueva York. "Es algo bueno porque hace entrar a la gente en el departamento de juguetes. Una vez que ellos regresan al departamento de juguetes, compran otras cosas''.

Algunos de los otros juguetes populares a los que los padres podrían recurrir este año son: Barbie Fashionista, el juego Mindflex, la muñeca Dora Links, Maxus Drago Bakugan, las muñecas Liv Dolls, Crayon Town y Star Wars Clone Turbo Tank.

Los juegos de mesa están asimismo disfrutando de un renacimiento, pues las familias buscan entretenimiento asequible. Las ventas de los juegos de mesa han subido este año en un 6 por ciento, según la Asociación de la Industria de los Juguetes. Han aparecido nuevas versiones de clásicos familiares tales como Candyland, Monopoly y Connect Four. Además, nuevos favoritos como la edición Twilight de Scene It?, están saliendo a la venta.

"La gente se reúne en familia para entretenerse, en lugar de salir al cine'', dijo Reyne Rice, especialista en tendencias de juguetes de la Asociación de la Industria de los Juguetes. ‘‘Se compra un juego por $20 y se puede jugar una y otra vez. Es una manera de reconectarse con la gente''.

Los cambios en los hábitos de los consumidores quedaron claros en el Indice de Confianza del Consumidor de la Florida, que bajó este mes tres puntos, a 69, entre preocupaciones por el alto índice de desempleo del estado. La mayoría de los pronósticos para los días festivos oscilan entre una caída del 1 por ciento a una subida del dos por ciento.

La industria de los juguetes, de $22,000 millones, espera que las ganancias sean más o menos las mismas que el año pasado.

Eso se debe a que, aun cuando la economía esté en crisis, compradoras como Jacqueline Burns adquirirán de todos modos juguetes para sus hijos.

"Una se recorta las cosas a una misma, pero no para los niños'', dijo Burns, vecina de Pembroke Pines. "Una ve lo contentos que se ponen. Ellos están esperando entusiasmados por ese día''.

Al disminuir los ingresos de su esposo, Burns sólo gastará $400 en sus dos hijos, comparado con $300 el año pasado en uno. Por eso ella planea comprar en Wal-Mart. "Una puede comparar los precios, y Wal-Mart es el más barato'', dijo Burns.

Wal-Mart ha estado tratando de facilitar las cosas para los padres que están contando los centavos con una agresiva promoción de 100 juguetes por debajo de $10, que sacó en octubre.

Los descuentos de entre el 20 y el 50 por ciento de los precios regulares han estado impulsando la venta de artículos tales como la espada Nerf NForce, figuras articulads de los Transformers, la muñeca Cut & Style Barbie, y el Vtech Explore & Learn Helicopter.

"La categoría de $10 parece tener mejores ventas que el resto de nuestro departamento de juguetes'', dijo Freddie Miller, gerente de mercado de Wal-Mart en el condado Broward. "A medida que la economía se hace más difícil, los padres se ven forzados a buscar mejores gangas. Cuando los precios son más bajos, uno puede comprar más por el mismo dinero''.

Pero el presidente ejecutivo de Toys "R'' Us, Jerry Storch, considera que a los padres no les importa sólo el precio a la hora de comprar juguetes.

"A los padres les sigue preocupando mucho la calidad y la seguridad de los juguetes'', afirmó.

  Comentarios