Sur de la Florida

Aseguradora State Farm Florida subirá sus tasas hasta un 14.8 por ciento

La compañía State Farm Florida Insurance continurá asegurando casas en la Florida pero subirá sus tasas en un promedio de 14.8 por ciento, según un acuerdo que se anunció el miércoles.

El acuerdo entre los reguladores y la aseguradora privada más grande del estado representa un alivio para 680,000 clientes, que se enfrentaban a la incertidumbre de tener que buscar una nueva compañía de seguros luego de que, a principios de año, State Farm anunció que se iría de la Florida. Uno de los puntos álgidos de la discusión era un aumento de 47 por ciento que solicitó la compañía el año pasado, pero que fue rechazado por los reguladores.

Sin embargo, a State Farm se le permitió rechazar 125,000 pólizas. De igual modo, la empresa eliminará algunos descuentos que ofreció voluntariamente por tener alarmas contra robos, o por clientes que tenían más de una póliza con la compañía, lo que significa que algunas tasas podrían aumentar más de 14.8 por ciento.

"Una State Farm más pequeña y más compacta es mejor que ninguna State Farm'', dijo Kevin McCarty, comisionado de seguros de la Florida, durante una conferencia de prensa el miércoles en Tallahassee, donde se anunció el acuerdo.

Las pólizas que State Farm eliminará pertenecen a áreas de alto riesgo, y entre ellas posiblemente estará al sur de la Florida, apuntó McCarthy.

Para el viernes, State Farm espera notificar a los agentes sobre qué pólizas retendrá y cuáles rechazará. Los avisos oficiales a los dueños de casas cuyas pólizas han sido dejadas a un lado comenzarán a entregarse a partir del 1ro. de febrero. Todos los propietarios afectados tendrán por lo menos seis meses para encontrar una nueva aseguradora.

Por el momento, dueños de casas como Timothy Smith, residente de Fort Lauderdale cuyo hogar está asegurado por State Farm, permanecen en el limbo.

"Nunca he presentado una reclamación, pero me podrían dejar fuera'', dijo Smith, que vive al este de la autopista I-95, considerada una zona de riesgo de fuertes vientos en el sur de la Florida.

El acuerdo concluye una discusión que duró un año entre la aseguradora privada más grande del estado y los reguladores.

En un principio, McCarty y el gobernador Charlie Crist se enfrentaron a la aseguradora, y el gobernador llegó incluso a decir que la Florida estaría mejor si State Farm se fuera del estado.

Sin embargo, en los últimos meses, los reguladores suavizaron cada vez más su retórica. McCarty dijo que está dispuesto a aprobar aumentos de tasas de seguros a la propiedad para otras aseguradoras, algunas en torno al 10 por ciento.

Para los residentes de la Florida, el acuerdo alivia la tensión potencial en la aseguradora administrada por el estado, Citizens Property Insurance, que ya tiene casi un millón de clientes.

Para State Farm, el acuerdo le permite reducir sus riesgos al tiempo que conserva la mayor cantidad posible de pólizas, dijo Chris Neal, portavoz de la compañía.

Para los 789 agentes de la compañía, y el total de 5,000 empleados que trabajan en agencias de State Farm en todo el estado, el acuerdo es una victoria. A los agentes se les permitirá hacer pólizas a los clientes a través de otras firmas con el fin de encontrar una aseguradora para las 125,000 pólizas que State Farm rechazó.

Los agentes temían que si State Farm se iba de la Florida por completo, perder el negocio de dueños de casas podría significar la mitad de sus ingresos.

"Se trata de un acuerdo tan bueno como al que habíamos esperado llegar hace casi 11 meses'', señaló Greg Duncan, agente de State Farm en Clearwater.

Otras compañías de seguros dicen que están listas para ofrecer pólizas a los dueños de casas que han sido rechazados.

"Espero poder obtener una parte de las pólizas. Tenemos amplia capacidad'', dijo Jim Graganella, jefe ejecutivo de Capitol Preferred Insurance y Southern Fidelity en Tallahassee.

La aseguradora American Integrity Insurance también espera obtener algunos antiguos clientes de State Farm, dijo Bob Ritchie, presidente de la empresa. No obstante, Ritchie agregó que le preocupa que algunas pólizas terminarán con Citizens ya que la aseguradora estatal sólo puede aumentar su tasa a un máximo de 10 por ciento anual en los próximos tres años, mientras la mayor parte de las aseguradoras privadas aumentan los precios a una tasa más alta.

Por ejemplo, a American Integrity se le autorizó un aumento de 15 por ciento, en tanto otras compañías han aumentado las tasas hasta un 20 por ciento.

Citizens podría "ser el último recurso'' para estos dueños de casas, dijo Belinda Miller, subcomisionada de seguros de la Florida durante la conferencia de prensa.

  Comentarios