Sur de la Florida

Chofer que atropelló a niña es condenado a cinco años de cárcel

Tras emitir un leve quejido, una madre indignada estalló en lágrimas en una sala de tribunal de Fort Lauderdale al escuchar que el conductor que atropelló a su hija de cuatro años, y luego se dio a la fuga, sólo cumplirá cinco años de cárcel.

``¡No, por Dios! ¿Qué diablos son cinco años?'', dijo Benita Desir, de 22 años y vecina de Sunrise, en un pasillo de la corte. ``¡Veronica no puede regresar!''.

Momentos antes, la mujer le pidió al juez de circuito del Condado Broward Bernie Bober que castigara a Charles Sanford, de 19 años, con una larga condena por matar a Veronica Ford en la cuadra 1600 de la avenida 60 del noroeste, y escapar mientras la niña yacía en la calle.

Sanford atropelló a Veronica el 4 de abril del 2008, mientras ella y su madre esperaban en una parada autobús para cruzar la calle después de haber hecho unas compras. Según los testigos, Sanford huyó del lugar sin pensarlo dos veces.

El hombre fue arrestado tres días después. Su Dodge Magnum dañado fue encontrado en una taller de chapistería de Fort Lauderdale.

``Imaginen a una pequeña niña llena de alegría, esperanza, vida'', leyó en voz alta la fiscal Stefani Krathen-Ginnis de una carta dirigida al juez y escrita por Desir, que estaba sentada a su lado. ``Ella era mi motivación, todo para mí''.

Con lágrimas en los ojos, Sanford insistió que la muerte de la niña fue un accidente, pidió disculpas por los ``errores'' que cometió, y pidió que los perdonaran y le dieran una segunda oportunidad.

El abogado defensor Lorty Fevry leyó fragmentos de una carta que escribió Sanford: ``Me asusté, y todo pasó muy rápido. Me entró pánico, y cometí graves errores. Saber que le causé la muerte a una niña de cuatro años, es algo que no podré olvidar jamás''.

Antes de imponer la condena, Bober tuvo palabras fuertes para Sanford por el ``irreparable dolor y daño'' que causó, por conducir demasiado rápido y por tratar de esconder pruebas al llevar su automóvil para ser reparado.

El mes pasado, Sanford se declaró nolo contendere por abandonar el sitio de un accidente fatal, alterar pruebas físicas, y manejar un vehículo sin licencia de conducción. El acusado se enfrentaba a una condena de 35 años de cárcel.

El juez Bober le dio a Sanford crédito por el año que pasó preso.

  Comentarios