Sur de la Florida

Las redes sociales arden en condena a tiroteo en secundaria de Broward

Los estudiantes de Stoneman Douglas High School en Parkland salen después del tiroteo del miércoles 14 de febrero de 2018. 17 personas murieron.
Los estudiantes de Stoneman Douglas High School en Parkland salen después del tiroteo del miércoles 14 de febrero de 2018. 17 personas murieron. Sun Sentinel

Los usarios de las redes sociales se volcaron el miércoles a expresar el dolor y la consternación por el tiroteo ocurrido en la escuela Marjory Stoneman Douglas High School, en Parkland, en el condado de Broward.

Políticos, artistas, figuras religiosas y activistas, personas comunes y muchos jóvenes se unieron en una sola voz para condenar el acto terrible que provocó la pérdida de 17 vidas y dejó un saldo de 20 heridos.

Gloria Estefan escribió en Twitter que “ en este día en que debíamos estar celebrando el amor, mi querida Florida es asaltada por la violencia con armas de fuego. Una vez más esta miseria sin sentido cobra víctimas inocentes cuyo único miedo debió haber sido el no poder terminar su tarea”.

El padre Alberto Cutié, rector de la iglesia Saint Benedict en Plantation, pidió “rezar por nuestra comunidad de Broward, golpeada esta tarde por el dolor, por el terrible tiroteo en una de nuestras escuelas”, y concluyó su tuit con un “Kyrie Eleison” (Señor, ten piedad).

El senador Marco Rubio dijo que “Hoy es ese día terrible que uno reza para que nunca llegue”.

El representante estatal Carlos Curbelo pidió más seguridad en las escuelas.

“Debemos hacer más por mantener nuestras escuelas y comunidad protegidas de la violencia con armas de fuego”.

El senador Bill Nelson dijo que “nuestros peores temores se habían hecho realidad”, y que dedicaba sus oraciones a los estudiantes, familiares y al personal de Marjory Stoneman Douglas High School.

Alberto M. Carvalho, superintendente de las escuelas públicas del condado Miami-Dade, dirigió un mensaje de apoyo a los familiares de las víctimas y a los estudiantes del vecino condado.

“Estamos con ustedes. Esta violencia no la podemos tolerar”.

En un segundo tuit, Carvalho fue más enérgico: “No hay nada normal en el comportamiento de alguien que penetra en la santidad de una escuela y causa la masacre que presenciamos hoy”. Asimismo reclamó “atención nacional y ayuda para detectar las enfermedades mentales y los signos problemáticos”.

La actriz Gabrielle Union, esposa de Dwyane Wade, dijo en Twitter: “Como miles en el sur de la Florida, nosotros enviamos nuestros hijos a la escuela esta mañana... no hay palabras para describir el desespero, el horror, la rabia. Esta no tiene que ser nuestra realidad colectiva. ¿Cuántos niños más no tienen que regresar a su casa?”

Laura Loomer, que se identifica en su cuenta de Twitter como alguien que ejerce el “periodismo ciudadano”, dijo que compartía el dolor de los padres de los estudiantes muertos.

“Nadie merece perder un hijo, especialmente un día de San Valentín. Yo me moriría. No se puede soportar. Solo de pensarlo, lloro”.

Brett, de 28 años, de Chicago, hizo un llamado al Congreso a “actuar”.

“Los rezos y los pensamientos no son suficientes. Todos debemos estar afectados y exigir cambios. Esto no es política. Es una situación de vida o muerte, y nuestros niños merecen vivir”.

Amee Vanderpool, abogada de Washington DC, dijo que no solo pensaba en los padres que hoy perdieron un hijo, sino en los sobrevivientes del tiroteo en Newtown, donde murieron 20 niños de 6 y 7 años, a consecuencia de los disparos de Adam Lanza, de 20 años, quien después se suicidó.

“Pienso en ellos y en cómo reaccionan ante estos tiroteos al ver que nada ha cambiado”.

Rena Korb, una escritora que reside en San Francisco, propuso “un intercambio”: “Nosotros recogemos las armas y le devolvemos al Partido Republicano sus rezos y pensamientos”.

D. Matthew, quien se identifica en su cuenta de Twitter como activista político de Connecticut, dijo que, “como republicano estoy asqueado y cansado de estos tiroteos. Cuántas personas más deben morir. Amo la Segunda Enmienda, pero necesitamos un control de armas sensato”.

Karina Esparza, una joven de Dallas, Texas, señaló que en Estados Unidos mueren más personas en masacres de este tipo que a consecuencia del terrorismo. “Sin embargo, a nuestro gobierno le preocupa más el terrorismo”.

Ninguno era más urgente que el mensaje de uno de los estudiantes de Marjory Stoneman Douglas High School, atrapado en la escuela mientras ocurría el tiroteo.

“Estoy completamente muerto de miedo”, escribió Aidan, cuya cuenta de Twitter es @CaptainAidan.

  Comentarios