Sur de la Florida

Niña busca ayuda para salvarse

Laura Méndez, una niña cubana, perdió su brazo derecho en una batalla contra el cáncer. El jueves, los cantantes Willy Chirino y Lissette anunciaron en Miami que lanzarán una campaña para ayudarla a ganar la guerra.

"Laura nos ha cautivado con su espíritu de supervivencia'', dijo Chirino durante una cita con la prensa en el Hospital Jackson Memorial.

Laura, de 6 años, fue traída de Cuba para darle tratamiento avanzado tras habérsele diagnosticado un raro tipo de cáncer conocido como osteosarcoma.

"Hola a todo el mundo'', dijo de manera vivaz ante las cámaras y micrófonos que la esperaban, vestida en jeans y camiseta de color rosa.

Momentos antes, su oncólogo John Goldberg, la directora del programa IKF Wonderfund, Janelle Prieto, y Chirino y Lissette habían hablado de la campaña para pagar por su tratamiento, que costará de $300,000 a $400,000.

"Yo peso mucho'', dijo Laura cuando Chirino la cargó en brazos para que el público pudiera verla.

Chirino contó que se sintieron conmovidos por la historia cuando recibió una carta de Elizabeth Méndez, la tía de la niña que vive en Miami.

"Me mandó fotos de antes y después del tratamiento en Cuba'', dijo.

De inmediato, iniciaron los trámites con IKF Wonderfund para traerla a Miami y en cuestión de 10 días ya estaba aquí.

IKF Wonderfund del Holtz Children's Hospital, un programa de Jackson Memorial Foundation, busca la manera de proveer cuidado médico a niños con enfermedades que no pueden ser tratadas en sus países de origen.

Laura fue diagnosticada en el Instituto Nacional de Ortopedia Frank País, en La Habana, donde iniciaron la quimioterapia, sin signos de mejoría, dijo su madre, Gyordania Méndez.

"El tratamiento que se dio a la niña en Cuba fue el indicado'', declaró Goldberg. ‘‘Pero definitivamente aquí se cuenta con mayores recursos''.

Los médicos del Holtz Children's Hospital y de la Universidad de Miami continuaron el tratamiento de quimioterapia y posteriormente no tuvieron más remedio que amputar el brazo.

"No hubo otra opción para evitar que el cáncer se extendiera'', explicó Goldberg.

Agregó que Laura ha respondido al tratamiento pero hace falta recorrer un largo camino.

Los médicos calculan que una vez que se concluya el tratamiento, Laura habrá sido sometida a 30 semanas de quimioterapia y a un mínimo de 15 hospitalizaciones. Además, necesitará terapia física para poder vivir una vida normal.

"Pedimos a la gente que abra sus corazones y donen a este proyecto de vida'', concluyó Chirino.

Para información o donaciones visite www.wonderfund.org. Cheques y money order pueden dirigirse a: Wonderfund, P.O. Box 2020, Miami Fla 33101.

  Comentarios