Sur de la Florida

Cadena perpetua para hombre de Miami implicado en muerte de estudiante

Un hombre de Miami fue encontrado culpable de planear el robo que provocó la muerte a tiros de un estudiante universitario en un parque del sur de Miami-Dade en enero del 2005, decidió un jurado el jueves.

La fiscalía alegó que Jesús Enrique Pérez, de 22 años, envió a dos amigos armados a robarle a David Hunt y Miyoshia Jefferson mientras los dos hablaban afuera del automóvil de Hunt en el Caribbean Park.

Pérez regresó minutos después de haberle robado las llaves a Hunt, e intentó escapar en el Chevrolet Monte Carlo de color plateado propiedad de la víctima, argumentaron los fiscales.

Hunt, de 23 años, que necesitaba el vehículo para llevar a su padre al hospital para hacerle un trasplante de riñón justo al día siguiente, no quería que le robaran el Monte Carlo, y en el enfrentamiento resultó fue baleado por uno de los cómplices de Pérez.

La misma bala hirió a Pérez en el brazo. El hombre fue arrestado posteriormente tras acudir a un hospital del área para atenderse la herida. La policía de Miami-Dade dijo que su ADN fue hallado en las llaves del auto de Hunt.

En octubre, Trevor Lyons, de 27 años, uno de los cómplices acusados, fue absuelto por un jurado de una acusación de homicidio, pero el mismo jurado lo encontró culpable de robo a mano armada, y en en estos momentos está cumpliendo 30 años de cárcel.

El segundo presunto cómplice, Cordero Neely, de 21 años, está todavía en espera de juicio. Deleon Brown, de 26 años, otro de lo que viajaban en la furgoneta, se declaró culpable de complicidad tras reconocer que ayudó a los ladrones a escapar. Actualmente cumple una condena de 10 años de prisión.

  Comentarios