Sur de la Florida

Profesor universitario muere en su propia casa

Un profesor de Ciencias de la Universidad Nova Southeastern (NSU) murió en lo que parece ser una invasión doméstica que terminó en un incendio en las primeras horas del martes, dijo un amigo de la víctima.

El incidente tuvo lugar en una casa de la cuadra 600 de la 75 Terrace del noroeste de Plantation. Un ladrón también ató a la esposa de la víctima mientras el niño de la pareja dormía y luego le prendió fuego a la casa, pero la mujer y el menor pudieron escapar, dijo la policía.

Kenneth Rider, de 47 años, dijo conocía a la víctima desde hacía 30 años, y lo describió como una "estupenda persona". El hombre dijo que la familia le pidió que no lo identificara.

De acuerdo con documentos del condado, la casa le pertenece a Joseph y a Linda Morrissey. Joseph Morrissey aparece en la página web de NSU en calidad de profesor asistente de Ciencias Farmacéuticas, aunque la policía no ha confirmado hasta el momento la identidad de ninguna víctima.

El detective Robert Rettig, portavoz de la policía, dijo que un hombre armado entró en la casa a alrededor de las 12:30 a.m., amarró a una pareja y les robó.

Durante el atraco, el hombre resultó muerto, dijo Rettig.

Después, el malhechor incendió la vivienda. La mujer pudo escapar y salir de la casa con el hijo de la pareja, que permaneció dormido durante todo el incidente, apuntó Rettig.

Ni la mujer ni el menor resultaron lesionados.

Joel Gordon, jefe de bomberos de Plantation, dijo que al llegar al lugar los bomberos encontraron fuera de la casa a la mujer, y que el cadáver del hombre fue hallado en un patio.

La policía no tiene de inmediato una descripción del agresor. Los bomberos pudieron sofocar las llamas antes de que se propagara a otras casas.

Rider, que habló con la prensa afuera de la casa, describió a la pareja como "una familia como cualquier otra".

"Un buena persona fue asesinada en esta casa hoy", dijo Rider. "Le pedimos a cualquiera que sepa algo sobre lo sucedido que llame al Departamento de Policía".

Phil Beasley, de 61 años, señaló que vive en el barrio desde 1986 pero que conocía poco a las víctimas del robo. Beasley agregó que en el área no ocurren muchos delitos hasta ahora.

"Es triste cuando uno tiene miedo en su propia barrriada", dijo Beasley. "No sé qué pudo haber provocado un crimen tan horrible".

La policía le pide a cualquier persona que tenga algún tipo de información acerca del incidente que llame al teléfono 954-797-2100 o, si lo prefiere, a Crime Stoppers del Condado or Broward al 866-493-TIPS (8477).

  Comentarios