Sur de la Florida

Familia de Miami-Dade busca respuestas en accidente fatal

En las primeras horas del domingo, Guillermo Pablo Domínguez, de 51 años, dejó la fiesta de un amigo para caminar a su casa que estaba cerca.

Pero en el camino pereció atropellado por un chofer que nunca se detuvo.

Ahora su familia está tratando de reconstruir los últimos minutos de su vida y la policía solicita la ayuda del público.

Las autoridades encontraron un Honda Fit del 2009 abandonado cerca del sitio donde Domínguez murió, en el área de Fontainebleau, y quieren hablar con la dueña del automóvil, María A. Pirela, de 36 años, al igual que con su novio, Juan C. Cortez, de 32.

Oscar Pérez, detective de la policía de Miami-Dade, dijo que ambos son ``personas de interés''.

Pérez dijo que se cree que Cortez conducía el auto y los detectives ``necesitan hablar con él para aclarar muchas interrogantes''.

El martes, la hija de Domínguez describió a su padre como su ``roca''.

``El era la persona sensata de la familia'', dijo Lissette Domínguez rodeada de amigos y familiares en la estación central de la policía de Miami-Dade.

``Tengo 26 años. Todavía me hace falta mi papá'', expresó la joven bañada en lágrimas.

El padre y la hija planeaban ir a a Grecia en el verano para celebrar la maestría que recientemente obtuvo Lissette. Los dos tenían pensado tomar vacaciones, ir a conciertos y discutir los programas de televisión favoritos del padre.

``Siempre me dijo que yo era todo para él''.

Domínguez trabajaba como gerente de finanzas en una compañía que distribuye y produce películas.

La noche del accidente Domínguez cruzaba la calle en la cuadra 400 de West Park Drive poco antes de las 2 a.m. cuando fue impactado por un vehículo. Según la policía, en la zona hay un tramo largo de calle que no tiene cruce peatonal.

Un amigo lo había llevado a una fiesta horas antes. La familia tiene dificultades para comprender qué sucedió en los momentos finales de Domínguez y por qué decidió regresar a la casa a pie.

``Como familia, todo lo que queremos es respuestas, hacer lo que es correcto para él'', dijo Anna Fernández, cuñada de la víctima. ``Nadie se merece ser atropellado y luego abandonado en plena calle como le pasó a él''.

Cualquier persona que tenga información acerca del incidente se le pide que llame al detective Pérez al teléfono 305-471-2425 o, si lo prefiere, a Crime Stoppers del Condado Miami-Dade al 305-471-8477.

  Comentarios