Sur de la Florida

Recaudan fondos para el Jackson

Jackson Memorial Hospital. El sistema 
de salud pública espera perder $229.4 millones este año a 
menos que se implementen cambios drásticos.
Jackson Memorial Hospital. El sistema de salud pública espera perder $229.4 millones este año a menos que se implementen cambios drásticos.

Ejecutivos del Sistema de Salud Jackson reportaron el miércoles que están avanzando en la solución del problema de flujo de caja del abrumado hospital público, mientras una líder sindical confirmó sus preocupaciones sobre próximos despidos.

Las medidas tomadas para recaudar más efectivo en los departamentos de facturación y cobranza generaron $31.4 millones en efectivo, y promesas de pago a largo plazo del Medicare y el Medicaid significaron $31.9 millones adicionales.

En una reunión de la Comisión Especial de Sustentabilidad y Reestructuración, Angel Medina, vicepresidente del Fideicomiso de Salud Pública, que gobierna el Jackson, dijo que esas cifras eran parte de un "marzo muy fuerte'' para el sistema, que se esperaba que perdiera $229.4 millones este año antes de que comenzaran los cambios.

Duane Fitch, un asesor contratado por la Unión Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), cuestionó de dónde llegaba tanto efectivo cuando el dinero a la mano sólo había aumentado en unos $5 millones, según un gráfico.

Medina dijo que la principal razón es que el hospital sigue teniendo enormes pérdidas operativas, $23 millones sólo en enero.

"En una situación de crisis, el efectivo es el rey'', dijo The Silbery Group, con sede en Oak Brook, Illinois. Pero le preocupó que el gráfico que mostraba los ingresos en efectivo se concentraba en operaciones únicas, no a largo plazo. Si tales cobros se interrumpen, "el futuro no pinta bien''. Martha Baker, presidenta del Local 1991 de la SEIU, dijo que sigue teniendo "serias preocupaciones'' sobre los despidos en curso y pensaba "que en algunos casos se tomarán decisiones muy equivocadas''.

Uno ejemplo, dijo después de la reunión, eran las posibles reducciones de personas en las clínicas, donde se ofrecen servicios primarios a un fracción de lo que cuestan en las salas de emergencia.

David Small, jefe de Operaciones, concordó. "No queremos afectarnos'' con despidos para ahorrar dinero ahora que pudieran llevar a mayores gastos después, agregó.

Baker dijo que también estaba preocupada por despidos en los equipos que trabajan con los médicos de la Universidad de Miami, como asistentes médicos y enfermeras especializadas en cuidados primarios. "Mi temor es que esto lleve a los pacientes a tratarse al otro lado de la calle'', al hospital de la Universidad de Miami.

El Jackson y los sindicatos han acordado la eliminación del equivalente a 650 plazas a tiempo completo este año fiscal, que incluye plazas vacantes y tiempo extra. El número de empleados físicos que enfrentan el despido el 6 de mayo es 564, según Small.

Small ha propuesto que el próximo año se eliminen otras 56 plazas, para colocar la fuerza laboral del Jackson en el punto medio entre hospitales de envergadura similar. Small también espera ahorrar $16.9 millones en costos de tiempo extra.

El Jackson había esperado que la Comisión de Miami-Dade aprobara los contratos renegociados con los sindicatos para que las reducciones pudieran comenzar a reflejarse en los cheques de pago del 18 de abril. Pero la Comisión ha decidido que el pleno de la junta directiva del Fideicomiso tiene que aprobar los contratos, lo que significa que la Comisión tomará el tema el 20 de abril, dijo la presidenta ejecutiva del Jackson, Eneida Roldán.

  Comentarios