Sur de la Florida

Revelan detalles del espeluznante asesinato de profesor universitario

Cuatro días después de enviarle una carta a sus inquilinos donde les comunicaba que pagaran el alquiler de la vivienda o de lo contrario serían desalojados, un profesor universitario fue muerto a puñaladas en su propia casa.

Ahora, un padre y su hijo enfrentan cargos por el brutal asesinato del dueño de la vivienda.

Fue otro hijo quien le dijo a la policía de Plantation que su padre le confesó los espeluznantes detalles del crimen.

Al amanecer del martes pasado, horas después que Joseph Morrissey, de 46 años, profesor de la Universidad Nova Southeastern fue asesinado, Shawn Tundidor dijo que cuando se despertó escuchó en el televisor una noticia sobre un asesinato en Plantation.

Era su hermano mayor, Randy Tundidor Jr., de 21 años, que estaba viendo el noticiero. Por lo general, lo único que a Randy le importaba era conseguir su cocaína en piedra para fumarla, dijo Shawn Tundidor. Sin embargo, esa mañana se percató que estaba especialmente nervioso.

Shawn siguió a su hermano cuando salió afuera de la casa para fumar un cigarillo, y le preguntó si tenía algo que ver con el crimen que reportaba la televisión.

''Pregúntale a papá'', fue la respuesta de Randy, según una declaración jurada que le dio a The Miami Herald el abogado que representa a Randy Tundidor Jr.

El miércoles, Randy Tundidor Jr. fue arrestado por un equipo SWAT en el Beverly Hills Café en Plantation.

El sospechoso acababa de comenzar a comer los deditos de pollo que había ordenado cuando la policía entró intempestivamente en el restaurante. El hombre no dijo nada, pero dejó caer los $152 que guardaba en un bolsillo.

Hasta el domingo, Tundidor Jr. estuvo detenido acusado de violación de libertad, pero ese día fue formalmente acusado de asesinato premeditado, secuestro, incendio premeditado e invasión doméstica con robo. Está fijado que el lunes comparezca ante un juez.

El jueves y el viernes la policía registró la casa donde viven los Tundidor -un townhouse en Plantation propiedad de Morrissey- , así como también el negocio familiar, Gator Tints and Sound, que se especializa en ventanas ahumadas.

Allí, las autoridades encontraron guantes, cuerdas de plástico, dinero europeo, dos computadoras laptops y una caja vacía donde había estado a la venta un cuchillo.

Shawn Tundidor habló por televisión, donde dijo que su hermano era inocente.

''El tiene un problema de adicción a las drogas, y todos tenemos problemas. Desafortunadamente todos somos imperfectos'', dijo la semana pasada Shawn Tundidor. ``El es inocente''.

Mientras tanto, dijo que le preguntaran a su padre si querían más información.

''Joe el dueño de la casa peleó conmigo. Se enfrentó a la persona equivocada, y quería lanzarnos a la calle'', apuntó Tundidor que su padre le dijo, según la declaración jurada.

Randy Tundidor Sr. le contó también a su hijo dónde había escondido las dos laptops robadas de la casa del matrimonio Morrissey.

El viernes, Shawn Tundidor acudió a la policía y le dijo que su padre le había confesado el crimen. Tundidor Sr., de 43 años, fue arrestado y acusado de los mismos cargos que su hijo mayor.

No es la primera vez que Tundidor Sr. ha sido acusado de asesinato: a principios de los años 90, fue acusado de participar en una extraña conspiración para cometer un asesinato que a la larga se volvió contra él.

Tundidor fue acusado de unirse a su jefe de entonces para asesinar a alguien por dinero de seguro. Después su jefe se enfrentó a él y le disparó varias veces.

Los cargos contra Tundidor Sr. fueron retirados cuando un testigo, una prostituta que dijo haber visto el crimen, no pudo ser encontrada.

En las primeras horas del pasado martes, dijo la policía de Plantation, alguien entró forzando una ventana en la casa del matrimonio Morrissey en la cuadra 600 de la 75 terrace del noroeste.

Una vez dentro, obligaron a Joseph Morrissey y a su esposa Linda a conducir hasta el cajero automático de un banco y sacar $500 de su cuenta. Después regresaron a la casa, y la pareja fue amarrada y las cabezas les fueron cubiertas con toallas.

Luego, alguien obligó a Joseph Morrissey a ir a la sala, donde fue apuñalado varias veces en la cabeza y en el pecho.

De acuerdo con la declaración jurada, Linda pudo escuchar cómo su esposo suplicaba que no lo mataran.

Los intrusos incendiaron la casa, pero Linda pudo huir y sacar el cadáver de su esposo hasta el porche trasero, al tiempo que escapaba con el hijo de la pareja de cinco años y llegaba a la casa de un vecino donde pidió ayuda.

Linda Morrissey identificó a Tundidor Jr. en una fila de sospechosos como el hombre que entró a la fuerza en su casa.

  Comentarios