Sur de la Florida

Los Estefan reciben a Obama

Tras una visita a la Costa Espacial de la Florida para hablar sobre el futuro de la NASA, el presidente Barack Obama vendrá a Miami el jueves por la noche para asistir a dos recaudaciones demócratas, incluyendo una recepción en la casa de Glorida y Emilio Stefan que ha irritado a algunos en la comunidad cubanoamericana.

Se espera que la visita del presidente recaude unos $2.5 millones para el Comité Nacional Demócrata. El viaje de Obama se produce poco después de haber conseguido la aprobación de su reforma de la salud pública en el Congreso y mientras la Casa Blanca se prepara para luchar contra los republicanos en torno a la reforma financiera que los demócratas dicen es crítica para impedir otra crisis..

Pese a la reacción republicana sobre la reforma de la salud pública, los demócratas creen que ésta los va a ayudar en las elecciones de noviembre. Se sintieron alentados el martes cuando el senador estatal demócrata Ted Deutch ganó la primera contienda por el Congreso del 2010, sustituyendo al representante demócrata que se retira Robert Wexler en un distrito que incluye partes de Broward y Palm Beach.

La recaudación de la que serán anfitriones los Stefan -su primera recepción política, con boletos de $30,400 por pareja- ha decepcionado a algunos republicanos que respaldaron a la pareja durante una gran marcha en la Pequeña Habana el mes pasado en apoyo a las Damas de Blanco, dijo Ninoska Pérez Castellón, personalidad de la radio y la TV, miembro del Consejo Cubano por la Libertrad.

"Siempre han dicho que no son partidistas, que no son ni republicanos ni demócratas, y eso es exactamente lo que dijeron que sería la marcha'', dijo. "Pero cuando se supo de esto, mucha gente se dijo "¿Por qué no lo revelaron antes?"

La demostración del 25 de marzo ocurrió horas después de que Obama criticara al gobierno de La Habana por reprimir a los disidentes, incluyendo a las Damas de Blanco, que fueron atacadas por agentes de la Seguridad en La Habana durante una protesta pacífica a favor de sus esposos encarcelados.

El jueves, se esperan unas 100 personas para tragos y "hors d'ouvres'' en la casa de los Stefan en Miami Beach, dijo Freddy Balsera, un demócrata que asesoró la campaña de Obama en temas hispanos y es amigo de la pareja. Emilio Stefan le dijo a Pérez Castellón que estará solo con Obama durante 15 minutos para hablar sobre Cuba.

El año pasado, Obama relajó las restricciones de EEUU sobre viajes de cubanoamericanos y remesas, e inició conversaciones bilaterales sobre inmigración y el servicio postal. Las medidas fueron criticadas por algunos cubanoamericanos republicanos que temen que las medidas puedan ayudar al gobienro de Raúl Castro en La Habana.

Con todo, dijo Jeff García, un estratega demócrrata, "que la mayoría de los cubnaos comprende que es mucho mejor tener un asiento en la mesa''.

"Viene aquí para reunirse con un grupo muy diverso de gente'', añadió Joe García -sin relación con Jeff- un antiguo ejecutivo de la Fundación Nacional Cubano Americana que renunció a su puesto en el gobienro de Obama para postularse como demócrata para el escaño congresional dejado vacante por el representante republicano Mario Diaz-Balart.

Los demócratas están ansiosos por la oportunidad de capturar un escaño que ahora tienen los republicanos. Díaz-Balart, que derrotó a García en el 2008, se está postulando para el escaño que ahora tienen su hermano, el represenante republicano Lincoln Diaz-Balart, que se está retirando.

Obama visitó Miami en octubre para asistir a una recaudación en el Hotel Fontainbleau en Miami Beach.

En esta visita, recaudará fondos para el Partido Demócrata en la casa de los Stefan y luego en el Adrienne Arsht Center for the Performing Arts en el downtown de Miami, donde los donantes puden contribuir hasta $1,250 por boleto.

La visita del presidente al sur de la Florida viene tras una visita al Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, donde se espera que reviva parte de un programa de exploración espacial. Inicialmente, su gobienro había planificado cancelar el programa Constellation, de cohetes a la Luna -destinado a reemplazar a los transbordadores espaciales- pero enfrentó las duras protestas de la delegación congresual de la Florida, incluyendo a los demócratas.

"Mañana, el presidente esbozará una renovada estrategia en la Florida que traerá más empleos al área, mayores inversiones en innovación, más tiempo de astronautas en el espacio, más cohetes que se lanzaran antes y un programa más ambicioso y sostenible para el futuro de Estados Unidos'', dijo el martes el secretario de prensa de la Casa Blanca Robert Gibbs en una conferencia de prensa.

  Comentarios