Sur de la Florida

Talento y trabajo duro hacen triunfar a joven hispano

Anthony Villasmil  en el  New World School of the Arts. Marsha Halper / Miami Herald Staff
Anthony Villasmil en el New World School of the Arts. Marsha Halper / Miami Herald Staff

La vida como estudiante de Anthony Villasmil no ha sido del todo fácil. A los 15 años se mudó de la casa de su madre porque buscaba mayor independencia. Entonces, empezó a trabajar en diferentes oficios para mantenerse, desde ayudante de cocina y reparador de techos, hasta mensajero en bicicleta.

Sin embargo, nunca descuidó sus estudios. Su esfuerzo ha rendido sus frutos, hoy Villasmil se gradúa con honores en el Gusman Center for the Performing Arts, junto con un grupo de 22 estudiantes de New World School of the Arts (NWSA) College of Visual Arts Division que recibirán un Bachelor en Fine Arts.

Gracias a un puntaje perfecto en sus notas de 4.0, Villasmil fue elegido como elValedictorian, el mejor alumno de su generación en la NWSA.

"Anthony cuenta con la mejor combinación de cualidades talento y trabajo duro. El talento no es suficiente en una carrera como ésta; además de tenerlo cuenta con el compromiso y la determinación de ser un gran artista'', dijo Fredric Snitzer, profesor de escultura y director de proyectos para seniors en NWSA.

Snitzer conoce el trabajo de Villasmil desde que el joven curso su primer año en la escuela.

Villasmil será además quien pronuncie uno de los discursos durante la ceremonia de graduación. Entre el público estará su madre, nacida en Argentina y posiblemente también su padre, nacido en Venezuela, con quien dice que no tiene mucha comunicación. Se divorciaron cuando él tenía 7 años.

"Mi madre se siente orgullosa. Soy el primer hijo que se gradúa'', señaló Villasmil, de 22 años y quien tiene dos hermanos.

Desde la primaria, Villasmil estudió en un programa magneto de arte en South Miami Elementary School y posteriormente en South Miami Middle School.

Cuando decidió dejar la casa de su madre, en Kendall, lo hizo para tener la libertad de tomar sus propias decisiones. Se fue a vivir con un grupo de amigos.

"Deseaba poder comer a las horas que quería, hacer mi arte y no tener que dar explicaciones. No soy el individuo más simple, a veces soy un poco excéntrico'', comenta.

A la hora de crear sus esculturas, Villasmil prefiere hacerlo bajo su nombre artístico: Sleeper.

"Al separarme como individuo de mi creación puedo expresarme más libremente'', señaló el joven, al referirse al nombre que eligió en honor al apodo que le pusieron sus compañeros de vivienda.

"Viví con un grupo de amigos, unos estudiaban y otros trabajaban, entonces me pusieron Sleeper porque nunca perdía el sueño por nada, ni aunque hubiera toda clase de ruidos a mi alrededor'', recuerda divertido.

En su discurso de graduación, Villasmil agradecerá a todas las personas que lo han ayudado en ese camino a alcanzar sus metas, entre ellos sus maestros.

"En NWSA siempre me han brindado una red de apoyo más allá de lo que cualquier institución puede brindar'', destaca el joven.

"Estoy orgulloso de ser parte de su historia. A través de mi experiencia en high school y college he sido un afortunado en conocer muchas personas interesantes y admirables que son siempre una inspiración'', agrega.

Villasmil describe algunas de sus esculturas como autorretratos, pero dice que la mayoría surgen de ideas que toma de tendencias que observa en la sociedad.

"Anthony no tiene miedo a tomar riesgos como artista, su paleta es vibrante, no sólo para reflejar cosas divertidas sino también realidades; es además comprometido'', afirmó Natalia Manrique, de 28 años quien también forma parte del grupo de estudiantes que se gradúa.

Durante sus años como estudiante, su visión para la escultura ya le ha representadovarios reconocimientos como el NWSA Book Award 2006, el NWSA Sculpture Award 2006 y el Scholastics Gold Key Portfolio 2006.

Uno de materiales favoritos de Villasmil para crear su obra es la tela.

"Es muy manejable, se adapta a todas las formas'', describe.

Pero también incorpora objetos encontrados, que considera le dan más profundidad a su obra, entre ellos juguetes y objetos de madera.

"Cada objeto usado tiene una historia, de la persona que lo usó o lo maltrató y luego yo le doy una nueva vida'', describe.

La experiencia de Villasmil y de sus compañeros de grado en NWSA culminará con un viaje a Alemania para asistir a la Bienal de Berlín 2010, en junio, donde tendrán la oportunidad de conocer e intercambiar ideas con otros artistas del mundo.

El viaje de los estudiantes ha sido posible gracias a eventos de recolección de fondos por parte de diferentes individuos y fundaciones.

"Es emocionante la experiencia, además será la primera vez que salgo del país'', comenta.

A nivel laboral, Villasmil también ha logrado nuevas metas. Es en la actualidad el manager del White Room Club, un bar/discoteca en el downtown, un trabajo que desempeña durante las noches y donde supervisa desde la atención a los clientes, hasta el buen funcionamiento del sistema de sonido.

Su nueva meta es encontrar un lugar para montar su estudio de escultura y continuar sus estudios a nivel superior.

  Comentarios