Sur de la Florida

Crist se lanza como independiente en campaña por el Senado

El gobernador de la Florida en su despacho. Charlie Crist, quien se espera que se mantenga afiliado al Partido Republicano, se verá 
obligado a reconstruir su campaña sin el apoyo logístico y financiero del partido.
El gobernador de la Florida en su despacho. Charlie Crist, quien se espera que se mantenga afiliado al Partido Republicano, se verá obligado a reconstruir su campaña sin el apoyo logístico y financiero del partido.

El gobernador Charlie Crist, convertido en un paria del Partido Republicano que ha sido vital para su éxito, se lanzará a una arriesgada apuesta política el jueves como ‘‘candidato del pueblo'' en la campaña por el Senado federal sin afiliación partidista.

Crist comenzó a informar el miércoles a los donantes de su campaña sobre su decisión, que anunciará a las 5 p.m. en el Parque Straub de St. Petersburg, rodeado por sus familiares, amigos, partidarios locales y un ejército de reporteros. Será un evento extraordinario en la colorida historia política de la Florida, un gobernador de un solo término que perdió una ventaja de 30 puntos en la campaña por la primaria republicana y que ahora se ve obligado a postularse como independiente.

"Creo que la gente está preocupada por el futuro y está interesada en personas que se preocupen del pueblo antes que de la política'', dijo Crist.

El lugar donde Crist hará el anuncio es su zona de comodidad emocional. Pero le permite presentarse como alguien de fuera que critica la forma en que sus colegas republicanos están funcionando en Tallahassee, aunque ha sido una figura permanente en la capital floridana durante 16 años, como senador estatal, comisionado de Educación, procurador general y gobernador.

"No creo que sea una sorpresa para muchos'', dijo el representante Adam Hasner, republicano por Delray Beach, líder de la mayoría en la Cámara. "Charlie Crist nunca ha sido leal al Partido Republicano. Lo único que le interesa es su éxito personal y su agenda''.

El senador estatal Don Gaetz, republicano por Niceville y quien apoyó a Crist hace un año, dijo: "Si abandona al Partido Republicano... creo que eso dice más sobre el oportunismo político del candidato que sobre el partido''.'

Crist, quien se espera que se mantenga afiliado al Partido Republicano, se verá obligado a reconstruir su campaña sin el apoyo logístico y financiero del partido. Tendrá que contratar a un nuevo administrador, personal y asesores para la campaña de tres candidatos, con el republicano Marco Rubio y el probable nominado demócrata Kendrick Meek, y seguramente será criticado por los republicanos como un oportunista político con una sola meta: salvar su carrera.

El Partido Republicano de la Florida mostró el miércoles por la noche señales de desheredar a Crist al retirarlo de su página de internet.

La campaña de Rubio reaccionó así a la noticia de la decisión de Crist: "Si ése es el caso, mañana será el mejor día en la nueva campaña de Charlie Crist''.

Al mismo tiempo, Crist tendrá todo el año a su disposición la fuerza de gobernador y el potencial para redefinir la campaña mediante su táctica de trato personal, gran reconocimiento de nombre e imagen de centrista durante un período de turbulencia política.

"Si alguien puede lograrlo, es él'', dijo el representante Ron Saunders, demócrata por Cayo Hueso. "Tiene mucho apoyo en todas partes. Es posible que se esté subiendo a la ola antigubernamental en el momento exacto''.

Crist, que se enorgullece de escuchar a la gente, pidió una encuesta sobre el tema y los resultados le agradaron. En una campaña de tres candidatos, Crist está casi empatado con Rubio, y Meek va en tercer lugar.

Una actividad de recaudación de la nueva campaña se ha programado tentativamente para este fin de semana en Miami, donde la esposa de Crist, Carole, tiene una vivienda.

La arriesgada estrategia de Crist es destacada en varios niveles. Un político a quien no le gusta buscarse enemigos, está dispuesto a romper relaciones con innumerables aliados republicanos para postularse como una tercera opción. Algunos republicanos leales no estarán en el Parque Straub, como Rick Baker, ex alcalde de St. Petersburg, y Nancy Riley, de Pinellas y miembro del Comité Republicano de la Florida.

"Aunque lo apoyo, apoyo con más fuerza al Partido Republicano'', dijo Riley. "Le pedí que se postulara como republicano, que es uno de los mejores republicanos que conozco, que ha sido republicano y tiene excelentes credenciales conservadoras [pero] primero que todo soy republicana''.

Greg Truax, presidente de la campaña de Crist en el Condado Hillsborough, se ha ofrecido de voluntario para organizar el evento y dijo que apoyará a Crist. "Siempre he apoyado a Charlie Crist y lo seguiré haciendo'', dijo Truax. "Veremos a mucha gente de esta comunidad, partidarios desde hace mucho tiempo, familiares y amigos''.

Crist sigue impulsado por una ola de apoyo populista después de que vetó el proyecto de ley que contemplaba vincular el sueldo de los maestros al rendimiento académico de los estudiantes. Los sindicatos de maestros de Pinellas y Hillsborough indicaron que enviarán representantes a la ceremonia de anuncio. Robin Haines, de Pinellas, dijo que por lo menos 15 maestros acompañarán a Crist en el escenario.

"El Proyecto de Ley SB6 del Senado le dio una plataforma. Fue una palanca'', dijo James Harris, estratega demócrata que ayudó a Crist en su campaña para gobernador en el 2006. "El gobernador mostró que no depende de nadie''.

Harris dijo que Crist enfrenta el reto de crear una nueva base política, buscar financiamiento y servir el tiempo que le queda en el cargo.

Crist declinó decir si, como candidato independiente al Senado, se mantendría como miembro de al Asociación de Gobernadores Republicanos, que donó $100,000 a su campaña en el 2006. "No he pensado mucho en eso'', dijo Crist. También restó importancia a las opiniones de que pudiera ser acusado de deshonestidad después de meses de declararse candidato republicano.

"En la vida me han llamado muchas cosas, así que eso no me preocupa mucho'', dijo Crist.

El gobernador envió el miércoles señales fuertes de que el gerente de campaña Eric Eikenberg, su antiguo jefe de despacho, renunciará. "La decisión pudiera tener que ver algo con eso. No sé, pero lo quiero mucho'', dijo Crist.

La campaña de Crist recibió permiso de las autoridades municipales de St. Petersburg para la actividad de hoy, aunque la solicitud del permiso se presentó el miércoles, mucho menos de los 15 días que el municipio exige.

"Lo consideramos como cualquier otra actividad'', dijo Sherry McBee, directora de Recreación y Parques de la ciudad. "No hay razón ninguna para negarle el permiso''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios