Sur de la Florida

Mercado inmobiliario se recupera en Miami

Getty Images

El afectado mercado de inmuebles muestra signos de recuperación en Miami, y tras tocar fondo comienza a recuperarse en el estado de Florida (sureste), uno de los más golpeados por la crisis de hipotecas en Estados Unidos, según un estudio difundido el miércoles.

El mercado de bienes raíces de Florida muestra los primeros signos de estar recuperándose de la peor recesión de su historia, indicó la Universidad de Florida (UF) al presentar un reporte del sector.

"Los resultados de nuestro sondeo del primer cuatrimestre indican que el mercado de bienes raíces en Florida tocó fondo y está en proceso de estabilizarse en todos los tipos de propiedades'', dijo Timothy Becker, director del Centro Berstrom de la UF, especializado en el sector de inmuebles.

Los precios de las propiedades se redujeron a la mitad y aún más en algunas regiones del estado, a causa de la recesión y el número récord de viviendas a remate por ejecuciones hipotecarias.

Esa situación hace que capitales privados, en muchos casos extrajeros, continúen ingresando a este estado en busca de oportunidades de inversión, afirma el estudio.

El mercado de apartamentos para vivienda es el que mayor fuerza muestra en la recuperación dado una alta demanda por parte de personas que transfirieron sus casas amenazadas de ejecuciones hipotecarias.

Este movimiento beneficia a Miami, donde la burbuja de construcción inmobiliaria, hasta mediados de 2000, dejó una gigantesca oferta de apartamentos y condominios.

"La enorme masa de condominios en el sur de Florida está cambiando de manos, hay gran movimiento de alquileres y un nivel de actividad en el centro de Miami como no se veía hacia tiempo'', dijo Becker.

Tras la crisis de las hipotecas "hay más personas que deciden vivir en lugares temporarios que las que optan por comprar una vivienda por las dificultades financieras que hay en este momento'', señaló el experto.

Por el contrario, sigue siendo muy baja la operatoria de inmuebles destinados a oficina o negocios.

Mientras no mejore el mercado de trabajo y no aumente la demanda de empleo, "no hay necesidad de más espacio de oficinas y no se destinan gastos a ello'', dijo Becker.

  Comentarios