Blanca Ramirez (izq.) abraza a su hijo Pedro Amieiro, quien sobrevivió a un accidente de aviación en el 2007. A la derecha, Rosa Hernández junto a su hijo Maury Hernández, detective de la policía de Broward, quien fue baleado en la cabeza en agosto del 2007.
Blanca Ramirez (izq.) abraza a su hijo Pedro Amieiro, quien sobrevivió a un accidente de aviación en el 2007. A la derecha, Rosa Hernández junto a su hijo Maury Hernández, detective de la policía de Broward, quien fue baleado en la cabeza en agosto del 2007.
Blanca Ramirez (izq.) abraza a su hijo Pedro Amieiro, quien sobrevivió a un accidente de aviación en el 2007. A la derecha, Rosa Hernández junto a su hijo Maury Hernández, detective de la policía de Broward, quien fue baleado en la cabeza en agosto del 2007.

Dos madres dan prueba ilimitada de amor

09 de mayo de 2010 12:07 AM