Sur de la Florida

Supremo de Florida falla contra abrupto fin de sesiones de la cámara baja

Los miembros de la Cámara de la Florida durante el primer día de la sesión legislativa 2014 de Florida en Tallahassee. Foto de archivo.
Los miembros de la Cámara de la Florida durante el primer día de la sesión legislativa 2014 de Florida en Tallahassee. Foto de archivo. AP

La Corte Suprema de Florida consideró el viernes inconstitucional la repentina culminación el martes pasado de las sesiones regulares por parte de la Cámara de Representantes estatal, cuando ni siquiera hay un presupuesto aprobado.

Con una votación de 5 a 2, el alto tribunal estatal, encabezado por la jueza Barbara Pariente, estimó que el “aplazamiento unilateral violó claramente la Constitución”.

Este año la legislatura estatal ha estado estancada debido a la disputa que tiene la Cámara de Representantes y el gobernador Rick Scott con el gobierno federal sobre la expansión de Medicaid.

Tanto Scott como la Cámara Baja rechazan el uso de fondos federales para la expansión de dicho programa federal para personas de escasos recursos, mientras que el Senado la aprueba.

Un grupo de senadores demócratas de Florida había solicitado el jueves en una moción de urgencia la intervención del Supremo de Florida ante la finalización intempestiva de sesiones en la Cámara Baja.

Las sesiones del Congreso estatal comenzaron el pasado 3 de marzo y debían terminar el viernes, entre otras, con la aprobación del presupuesto estatal, el cual vence el próximo 30 de junio.

Sin embargo, la expansión de Medicaid enfrentó a ambas cámaras, pues mientras el Senado la aprobó dentro de un presupuesto general de 80.400 millones de dólares, la Cámara de Representantes la rechazó, dentro de su propuesta de 76,200 millones de dólares.

Los congresistas no solo no lograron superar esta discrepancia de más de 4,000 millones de dólares antes del 1 de mayo, sino que la Cámara terminó con antelación sus sesiones legislativas este martes.

Entretanto, el gobernador estatal Scott interpuso esta semana una demandas contra el presidente estadounidense, Barack Obama, por condicionar la entrega de fondos federales a la expansión del Medicaid en Florida.

La expansión beneficiaría a unos 800,000 floridanos que carecen de seguro médico, entre ellos unos 200,000 hispanos.

Por su parte, el presidente del Senado, Andy Gardiner, ha propuesto la celebración de un período extraordinario de sesiones del 1 al 20 de junio.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios