Sur de la Florida

Falleció la periodista cubana Lourdes Montaner

La comunidad artística del Sur de la Florida está de duelo por el deceso de la periodista cubana Lourdes Montaner, quien falleció el martes en el Mercy Hospital de Miami, víctima de una infección provocada por una bacteria. Tenía 84 años.

"La recuerdo como una mujer elegante, distinguida, avant-garde y una cristiana bondadosa. En lo personal, fue como una madre a la que siempre consideré mi mejor amiga'', expresó Loretta Anaya, sobrina-hija y ahijada de Montaner y quien, junto al esposo de ésta, Jovino Pérez, y un grupo de familiares y amigos, acompañaron a la periodista en el momento de su muerte.

"Aunque la política no era su fuerte, a nadie del exilio le cabe duda de que mi tía fue una cubana ‘mil por mil' que siempre estuvo al lado de todo lo que emanara cubanía'', destacó su sobrina.

El Show de Lourdes y Ernesto Montaner, Al filo de la medianoche, El Show de Meme Solís y Artistilandia fueron algunos espacios de Radio Mambí que animó Montaner hasta su retiro, hace poco más de dos años. Como reportera de televisión, la periodista condujo el segmento Sociales del 23 del Canal 23 a principio de la década de los años 70.

"A cualquiera le resulta difícil hablar de ella sin que le venga una sonrisa a los labios'', comentó su amiga y colega Ninoska Pérez-Castellón. "Lourdes siempre estaba elogiando y estimulando a las demás personas. No puedo olvidar la alegría que ella sentía cuando participaba en La parada de Los Reyes Magos''. Su opinión coincide con la del poeta Orlando González-Esteva, presentador de Radio Mambí e integrante del dúo Mara y Orlando, quienes fueron asiduos invitados de Montaner en sus programas.

"La clase artística cubana está en deuda con ella. Lourdes conocía muy bien las dificultades que debía sortear cualquiera que se aventurara a organizar un festival de música cubana en el Sur de la Florida, presentar una obra de teatro o grabar un disco'', destacó González-Esteva. "Y aunque era muy pícara y tenía un gran sentido del humor, nunca hacía comentarios de mal gusto'', agregó.

Lourdes Anaya Quintana, su nombre original, nació en La Habana el 11 de febrero de 1926 en una familia de tradición política. Su padre, Leonardo Anaya, fue ministro de Educación, senador y representante a la Cámara en varios períodos presidenciales de la Cuba republicana, y su madre, María Antonia Quintana, también fue representante durante 25 años. Pese a que desde joven demostró sus cualidades artísticas, el hecho de haber crecido en el seno de una familia conservadora hizo que desviara su vocación a la pedagogía, profesión en la cual se doctoró y ejerció de manera privada en sus primeros años en el exilio.

"Dios la dotó de una bellísima voz de soprano. Además, componía, tocaba el piano y la guitarra'', reveló su sobrina, quien hizo alusión al Disco de Oro que recibió Montaner a mediados de la década de los años 50 por la canción El baile del chucuchú, interpretada por el Cuarteto de Facundo Rivero, que sirvió de tema musical para una película mexicana protagonizada por Miroslava.

Desde que llegó al exilio en 1959, con su primer esposo, el poeta y periodista Ernesto Montaner, con quien estuvo casada más de tres décadas, Lourdes Montaner desarrolló una fecunda carrera en el periodismo del entretenimiento en Miami. Con él fundó las publicaciones culturales El triunfo (1969) y Miami social (1984).

En su afán por impulsar las artes creó y presidió la Asociación de Críticos en Norteamérica (ACRIN), que durante 20 años entregó los premios Otto, en honor del recordado actor cubano Otto Sirgo, a figuras de la talla de José Luis Rodríguez "El Puma'', Angeles María, Ricardo Montaner y un sinnúmero de celebridades locales. Igualmente, instituyó la Medalla Rita Montaner con el fin de reconocer la labor de mujeres destacadas en el quehacer artístico como Irene Farach, Celia Cruz, Olga Guillot y Marta Pérez, entre otras.

La producción del disco y el video Yo vuelvo a ti (1987), título al que puso música sobre un texto de Ernesto Montaner, se convirtió en otra cruzada memorable de la periodista por tratarse de un proyecto sin fines de lucro de la Fundación Cubano Americana destinado a recaudar fondos para los cubanos varados en terceros países en el que participaron 50 artistas famosos.

Pero Montaner no sólo fue una figura de los micrófonos. Su necesidad de probarse en otros medios la llevó incursionar como actriz en La verbena de la Paloma, No hay novedad, señora baronesa, Un balsero en París, El solar de papaíto, y otras producciones teatrales en Miami, y en las telenovelas Marielena, Guadalupe y Más allá del puente, donde interpretó a una periodista que llevaba su nombre.

"Su partida nos deja muy tristes'', dijo Armando Pérez Roura, director de Radio Mambí La Grande (7.10 AM), con quien los Montaner mantuvieron una amistad más allá de la cabina. "Sus visitas eran habituales en nuestra casa y en más de una ocasión viajamos juntos. Teníamos una relación sincera'', agregó Pérez Roura, que recordó los comienzos de la pareja en Unión Radio (1983) y Radio Mambí (1985). "Si tuviera que definir a Lourdes diría que fue una dama que logró realizar todos sus sueños''.

El cadáver de Lourdes Montaner será expuesto hoy viernes 10 de septiembre a las 7 p.m. en la funeraria Vior, situada en el 291 NW 37 Ave. El sábado 11 de septiembre a las 11 a.m. se oficiará una misa de cuerpo presente en la iglesia St. Raymond, ubicada en el 3475 SW 17 St. Seguidamente, tendrá lugar el sepelio en Flagler Memorial, 5301 W Flagler St.

  Comentarios