Sur de la Florida

Quería un trasero más grande, ahora pudiera perder una pierna

La tragedia de una mujer comenzó después que Ana Josefa Sevilla, alegando que era médico, le prometió que le operaría el trasero y se lo dejaría "perfecto''.

Pero la policía dice que Sevilla no es médico y que su operación para volumizar traseros tuvo serias consecuencias: la víctima tuvo que estar hospitalizada dos semanas y pudiera perder una pierna.

La Policía de Miami arrestó a Sevilla, de 54 años, por practicar o intentar practicar medicina sin licencia.

Las autoridades dicen que Sevilla conoció a la mujer el año pasado en el estacionamiento de un spa. La mujer le dijo a Sevilla que no estaba contenta con su silueta, y la supuesta doctora le contestó: ``Te lo puedo arreglar'', indicó el informe de policía.

Sevilla le entregó a la mujer un volante sobre volumización de trasero con inyecciones.

Sevilla dijo que era médico con licencia que trabajaba en un spa y que se había mudado de Los Angeles a Miami.

Sevilla y la mujer se encontraron dos veces más. En una ocasión, Sevilla tenía puesto un "uniforme de médico'', indicó el reporte.

La mujer dijo que pagó $1,100 por la operación y fijó una fecha para regresar.

La operación comenzó mal, dijo la policía.

La primera inyección, explicó Sevilla, sería la anestesia, pero la mujer declaró a las autoridades que sintió toda la operación.

Mientras Sevilla continuaba con las inyecciones, la mujer le dijo a la policía que ‘‘sintió un dolor terrible y se desmayó'', indica el reporte policial.

Después, la mujer se sintió desorientada y buscó ayuda médica.

Los médicos le dijeron que "podía perder'' una pierna o la vida si no se trataba de inmediato, indicó el informe policial.

La mujer tuvo que ser operada y estuvo en el hospital dos semanas.

  Comentarios