Sur de la Florida

Braman apoyaría campaña para destituir a Alvarez

El líder empresarial Norman Braman amenaza con apoyar una campaña para remover al alcalde de Miami-Dade, Carlos Alvarez, y a cualquier comisionado que apruebe planes de aumentar la tasa impositiva a la propiedad el jueves por la noche.

Los líderes del Condado tienen programado votar sobre un presupuesto de $7,300 millones que incluye un aumento de 14 por ciento en el amillaramiento. La medida ha generado oposición, en parte porque sólo reduce un 1 por ciento del presupuesto operativo del Condado y los empleados condales recibirían aumentos de sueldo este año. Aproximadamente un 60 por ciento de los dueños de casas con la exención tributaria homestead tendrían que pagar más impuestos en esta propuesta.

"Hay un grupo creíble de gente que está estudiando con toda seriedad una campaña para expulsar a líderes electos de sus cargos si la Comisión aprueba el aumento de impuestos", dijo Braman, multimillonario distribuidor de autos que se ha enfrentado contra las autoridades municipales y condales en anteriores ocasiones.

"Si eso ocurre, estudiaré con total seriedad la posibilidad de apoyarlo, financieramente y de cualquier otra forma posible".

Braman, entrevistado el martes por la tarde, dijo que una campaña de remoción se estudiaría si los líderes condales aprueban un aumento de impuestos "de cualquier clase".

Braman declinó decir quién más podría sumársele y se limitó a decir que es una "buena muestra de la comunidad".

"Creo que esto tomaría impulso muy rápido", indicó Braman sobre la campaña de remoción.

En una audiencia pública la semana pasada, los comisionados acordaron aumentar el amillaramiento con el voto de Dennis Moss, Barbara Jordan, Katy Sorenson, Natacha Seijas, Dorrin Rolle, Sally Heyman, Audrey Edmonson y Bruno Barreiro. En contra votaron Carlos Giménez, Javier Souto, Joe Martínez, José "Pepe" Díaz y Rebeca Sosa.

La Comisión debe aprobar el jueves el presupuesto y el amillaramiento antes que se oficialicen.

Braman es uno de los pocos entre los líderes empresariales locales que no sólo ha expresado oposición a cómo las autoridades gastan el dinero de los contribuyentes, sino también está dispuesto a apoyar sus palabras con hechos.

Por ejemplo, Braman demandó a los líderes locales para que no usaran dinero público en el nuevo estadio de béisbol de los Marlins de la Florida en la Pequeña Habana. Perdió la batalla en los tribunales contra Miami y Miami-Dade y el estadio ya está en construcción.

Pero tampoco es la primera vez que Alvarez se enfrenta a una campaña de remoción, si finalmente el gobierno aprueba el aumento fiscal y se lanza la contienda. Lázaro González, un retirado de Coral Gables, hizo una solicitud este año para incluir en la boleta una petición para despedir al alcalde, pero no logró recoger la cantidad de firmas necesarias.

"Norman Braman no está contento desde hace algún tiempo", dijo Victoria Mallette, portavoz del alcalde Alvarez.

El alcalde condal "propuso un presupuesto difícil durante un momento complicado", indicó Ma llette. "Eso incluye todo tipo de cosas, concesiones, una reducción de servicios y un ajuste del amillaramiento", agregó.

"Este presupuesto suma todas las herramientas que uno esperaría usar durante un momento de crisis", recalcó.

  Comentarios