Sur de la Florida

Corte de Miami declara 'inconstitucional' prohibición de adopción a homosexuales

La corte de apelaciones de Miami determinó el miércoles que la prohibición estatal de que parejas homosexuales adopten menores de edad es inconstitucional, y confirmó la polémica adopción de dos niños por una pareja gay de North Miami.

La unánime decisión de 3-0 es un golpe contundente a la ley de la Florida promulgada hace 33 años que prohíbe que parejas homosexuales adopten niños. Se cree que es probablemente que la determinación envíe el caso a la corte más alta de la Florida para que se discuta allí.

La decisión, tomada por la Corte de Apelaciones del Tercer Distrito de Miami, significa que a Frank Martin

Gill se le permitirá ser el padre de sus dos hijos —identificados sólo como X.X.G. y N.R.G.— a quienes Gill y su compañero de muchos años adoptaron del sistema estatal de adopciones en el 2009. Gill lleva fungiendo como padre de ambos niños desde hace mucho antes de adoptarlos.

La opinión de la corte fue respaldada por los tres jueces que revisaron el caso, Gerald B. Cope, Jr., Frank A. Sherpard y Vance E. Salter. La decisión de 35 páginas la escribió Cope, quien también revisó un caso similar este verano en el que se discutieron los derechos de una pareja lesbiana.

"Por fin, un prejuicio de 30 años se eliminó de los libros de la Florida", dijo Howard Simon, director de la Unión de Libertades Civiles de la Florida que representa a Gill. "Es una buena noticia para el avance de los derechos humanos y los niños en el sistema de adopciones de la Florida que tantos problemas tiene".

Sin embargo, la decisión de hoy tal vez no signifique el fin del controversial debate.

Expertos legales han dado por sentado desde el principio que el case estaba destinado a ser decidido por la Corte Suprema de la Florida. De hecho, los abogados de Gill trataron de que el caso se ventilara directamente ante la alta instancia, pero el procurador general Bill McCollum

lo objetó, e insistió que primero debía decidirlo una corte de apelaciones de Miami.

Durante mucho tiempo, los defensores de la familia tradicional han defendido la ley estatal sobre las adopciones, y han dicho que su propósito era promover una estructura familiar —parejas casadas de sexos diferentes— que estaba mejor preparada para criar y educar a los niños.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios