Sur de la Florida

Una luz de esperanza para el Gusman Center

El teatro Gusman de Miami.
El teatro Gusman de Miami.

Cuando los partidarios del atribulado teatro Gusman acudieron recientemente a los comisionados de la ciudad de Miami para rogarles que no cerraran el histórico centro cultural, el presidente de la Comisión Marc Sarnoff les dijo que no se preocuparan: un benefactor misterioso se había presentado con un plan para salvarlo. Los detalles se sabrían más adelante.

Ahora, tras una semana de especulación sobre la identidad del noble paladín, el benefactor ha descorrido el velo de su anonimato.

Se trata del ex político de Hialeah y ejecutivo de publicidad con muchas relaciones Herman Echevarría, quien no figuraba en la lista de probables sospechosos de nadie.

Los líderes de la ciudad y la administración del Gusman afirman que Echevarría, de 55 años, quien nunca había puesto un pie en el famoso auditorio hasta este año, representa la mejor probabilidad --y probablemente laúnica-- de mantener vivo al teatro, que es propiedad pública.

"El no permitirá que se cierre el Gusman'', dijo Sarnoff a The Miami Herald. "El es una persona altamente confiable. Yo estoy absolutamente seguro de que él cumplirá su promesa. Si él no lo hace, no existe plan alguno que pueda salvar el Gusman''.

Echevarría, quien es presidente ejecutivo de BVK/Meka, la rama de Miami de una importante firma de publicidad y mercadeo, establecería una organización sin ánimo de lucro para asumir la administración del Gusman, que ahora pertenece y es operado por la Autoridad de Parqueos de Miami (MPA), indicaron funcionarios de la ciudad y MPA.

Aseguraron que Echevarría está consiguiendo además promesas financieras de líderes empresariales no identificados. Ellos se comprometerían a cubrir durante los próximos cinco años el déficit de financiamiento de aproximadamente $475,000 al año que ocurriría si la Ciudad, como se planea, termina el mes que viene su subsidio del teatro debido a recortes de su presupuesto.

Sin el subsidio de la Ciudad, que representa alrededor de un tercio del presupuesto del teatro, el Gusman no podría seguir abierto, según su administración.

El plan de Echevarría va mucho más allá, sin embargo: los partidarios del Gusman esperan recaudar suficiente dinero y diseñar una estrategia para asegurar la supervivencia a largo plazo del Gusman, así como aumentar el número de producciones y representaciones en el teatro, que según el alcalde de Miami Tomás Regalado ha sido subutilizado.

"Este es un esfuerzo muy serio'', afirmó Regalado. "El está buscando que docenas de personas se comprometan a ayudarlo''.

En una entrevista telefónica realizada el miércoles, Echevarría no quiso dar detalles sobre el plan, que describió como muy adelantado, hasta que no estén listos. Pero sí identificó a dos firmas que brindarán servicios sin cobrar al teatro durante cinco años: la firma legal de Coral Gables Ralph Patino & Associates y el contador Carlos Trueba.

"Es algo urgente y estamos moviéndonos rápido. Va a ser una gran sorpresa cuando lo anunciemos'', dijo Echevarría.

Irónicamente, Echevarría dijo que nunca había puesto el pie en el fantasmagórico interior a la italiana del Gusman hasta junio, en que asistió a la representación de una obra, y quedó enamorado.

"Es muy hermoso'', dijo.

"El Centro Gusman es un ícono de nuestra comunidad. Sería una deshonra que lo cerraran''.

Cuando se enteró poco después de que el teatro podría cerrar, Echevarría se acercó a Regalado con una oferta de ayuda. Desde entonces, él ha estado trabajando con la gerencia del Gusman, funcionarios de la ciudad y la oficina del abogado de la ciudad para formar lo que varios funcionarios han calificado como un "fideicomiso'' que asumirá la administración del teatro.

Durante 12 años, Echevarría fue concejal de Hialeah y el archienemigo del veterano alcalde Raúl Martínez, a quien se enfrentó sin éxito en las elecciones a la alcaldía de la ciudad en 1997. El se retiró entonces de la política y lleva años viviendo en Miami Beach.

El forma parte de la junta del Beacon Council, la rama de desarrollo empresarial del Condado Miami-Dade; del Mount Sinai Hospital, y fue presidente de la Orquesta Sinfónica de Miami.

El teatro Gusman, de 1,567 asientos, que abrió en 1926 como un cine de la Paramount, ha sido por mucho tiempo un preciado monumento de Miami, considerado por muchos como una de las joyas arquitectónicas de la ciudad debido a su elaborada decoración interior. El teatro, que ha sido la sede principal del Festival de Cine de Miami desde su creación en 1984, ha sido además uno de los ejes del renacimiento del downtown de Miami.

Llamado formalmente Teatro Olympia en el Centro Gusman de Artes Escénicas, el teatro fue donado a la autoridad de estacionamiento en 1975 por el empresario y filántropo Maurice Gusman.

  Comentarios