Sur de la Florida

Bank of America coloca casa sin hipoteca bajo embargo

Cuando Jason Grodensky compró su modesta casa en Fort Lauderdale en diciembre del año pasado, la pagó en efectivo. Sin embargo, siete meses después, se quedó sorprendido cuando Bank of America colocó la propiedad bajo embargo hipotecario, aunque Grodensky no tiene una hipoteca que pagar.

Grodensky no supo nada del embargo hipotecario hasta julio, cuando se enteró que el título de su casa había sido transferido a una empresa prestamista del gobierno. "Me siento atado de pies y manos y tengo un miedo tremendo", dijo Grodensky. "¿Cómo puede un abogado poner en embargo hipotecario de forma ilegal una casa?".

Bank of America reconoció el error y lo corregirá responsabilizándose de los gastos, dijo Jumana Bauwens, portavoz del banco.

Lo ocurrido a Grodensky y otras historias de errores de embargos hipotecarios han comenzado a aparecer recientemente por todo el sur de la Florida. Esta semana, la firma GMAC Mortgage —una de las compañías de préstamos más grandes del país y también una importante firma de préstamos hipotecarios— le dijo a los agentes de bienes raíces que pararan de desalojar a los residentes y suspendieran las ventas de propiedades que se les han quitado a los dueños de casas bajo embargo hipotecario. La compañía dijo que podría "corregir" algunos de sus embargos hipotecarios, pero que no detendría los que ya están siendo procesados.

En las cortes de la Florida, que durante varios años se han visto inundadas con casos de embargos hipotecarios, este tipo de error "sucede todo el tiempo", dijo Matt Weidner, abogado defensor de embargos hipotecarios cuya oficina está en St. Petersburg. "Lo que pasa es que no se reportan".

Por otra parte, los esfuerzos legales que hacen falta para solucionar un error de este tipo son complicados. "Desentrañar esa maraña es sumamente difícil", dijo Carol Asbury, abogada de Fort Lauderdale especializada en embargos hipotecarios.

El proceso está siendo cada vez más escudriñado, a medida que el sistema legal floridano lucha con la montaña de casos que ha provocado la crisis inmobiliaria.

Grodensky dijo que pasó meses tratando de comprender qué había ocurrido, y dijo que sus preguntas a Bank of America y al bufete legal Florida Default Law Group que manejó el caso todavía no han sido respondidas. Florida Default Law Group no pudo ser localizado para escuchar sus comentarios al respecto, a pesar de los varios intentos que se hicieron por teléfono y por correo electrónico. Grodensky dijo que presentó una queja ante su compañía de seguros, pero que tampoco ha obtenido resultado alguno.

No fue sino hasta la semana pasada, cuando Grodensky le explicó su problema al periódico Sun Sentinel, que comenzó a resolverse su situación.

"Al parecer hubo un problema de comunicación entre nosotros y los abogados que manejan el embargo hipotecario", expresó Bauwens.

Bauwens agregó que la firma prestamista debería presentarse ante los tribunales para rescindir el proceso de embargo hipotecario.

  Comentarios