Sur de la Florida

Falleció la viuda de ex presidente cubano Carlos Prío Socarrás

Mary Tarrero de Prío, viuda del ex presidente cubano Carlos 
Prío Socarrás (1948-52), murió hoy en Miami a los 85 años como consecuencia de una serie 
de problemas respiratorios.
Mary Tarrero de Prío, viuda del ex presidente cubano Carlos Prío Socarrás (1948-52), murió hoy en Miami a los 85 años como consecuencia de una serie de problemas respiratorios.

María "Mary'' Tarrero de Prío, ex Primera Dama de Cuba y viuda del último presidente constitucional, Carlos Prío Socarrás, murió el jueves en Miami debido a una neumonía. Tenía 85 años.

"Era linda, como Cuba misma, y tenía una elegancia natural'' dijo su hija mayor, Marián Prío de Odio.

María Dolores Tarrero Serrano nació en el central azucarero Pina, en la actual provincia de Ciego de Avila.

Cuando tenía 12 años, murió su madre. Su padre, Gerardo Tarrero Sanz, que llevaba los libros de contabilidad del central, siempre quiso que ella y su hermana mayor, Ana, tuvieran una profesión. Ambas aprendieron taquigrafía en la adolescencia. Un hermano menor, Carlos, murió de niño.

La taquigrafía le permitió a Tarrero de Prío ayudar a su familia cuando su padre enfermó de tuberculosis y fue internado en un sanatorio. También obtuvo una plaza comotaquígrafa del Senado, empleo que se otorgaba tras unas reñidas oposiciones.

Allí conoció al abogado Carlos Prío Socarrás, entonces senador por la provincia de Pinar del Río. Tarrero decía que se enamoró de Prío por su inteligencia y porque le hacía fácil el trabajo: por muchas cláusulas que añadiera, siempre acababa correctamente las oraciones.

Contrajeron matrimonio el 14 de junio de 1945 y tuvieron dos hijas: María Antonieta ‘‘Marián'', y María Elena.

Prío fue elegido presidente en junio de 1948. Se le conoció como "el Presidente Cordial''. Su mandato se caracterizó por su respeto a las libertades ciudadanas y los programas de desarrollo social y económico.

Como Primera Dama, Tarrero de Prío fue una presencia activa pero discreta. Apoyó diversas causas filantrópicas y sociales, como los hogares para ciegos. También fue pionera en la protección de los animales.

"Llegó a Palacio producto de un gobierno legítimo'', dijo Prío de Odio. "Fue, verdaderamente, Primera Dama de todos los cubanos''.

Cuando en marzo de 1952 el golpe militar de Fulgencio Batista puso fin a la democracia cubana, el matrimonio se exilió en México y después en Estados Unidos. Una breve amnistía les permitió volver en 1956.

En una ocasión, cuando efectivos de la policía batistiana secuestraron a su esposo, Tarrero de Prío los persiguió en su automóvil. En en el exilio, rechazó a punta de pistola de la puerta de su casa a un sicario enviado a amenazar a la familia.

"Aunque era conocida por su belleza, siempre admiré más su valentía y compasión'' dijo María Elena.

En enero de 1959, la familia volvió a Cuba. Pero Prío se desencantó rápidamente con el curso totalitario de la revolución de Fidel Castro y abandonó la isla para nunca volver. En 1977 se suicidó de un disparo en Miami Beach.

Fue un golpe demoledor para Tarrero de Prío. El resto de su vida vivió con su hermana Ana, fallecida en el 2008. Desde hacía más de una década padecía de Alzheimer.

"Nunca quiso ser foco de atención'', dijo María Elena. "Y era sabia, una mujer de peso''.

Le sobreviven, además de sus hijas, sus nietos Sarah y Carlos Odio, y su yerno César Odio, entre otros.

Una misa solemne, abierta al público, será celebrada el sábado 25 de septiembre a las 10 de la mañana en la iglesia Saints Peter & Paul, 900 SW 26th. Road, Miami. El sepelio se realizará después en Woodlawn Park Cemetery, 3260 SW Calle Ocho, Miami.

  Comentarios