Sur de la Florida

Todos los representantes de este distrito se han declarado culpables. Votantes lo intentarán de nuevo

El demócrata Javier Fernández y los republicano José Pazos y Andrew Vargas.
El demócrata Javier Fernández y los republicano José Pazos y Andrew Vargas.

Los votantes del Distrito 114 de la Cámara de la Florida quizás no quieran leer la frase siguiente.

Desde que el distrito se formó en el 2012, todos los candidatos que los votantes han enviado a la Legislatura de la Florida para que los representaran se han declarado culpables de algún delito. En abril, fue Erik Fresen, un republicano que dejó de presentar sus documentos de impuestos durante ocho años consecutivos. En noviembre, fue Daisy Báez, demócrata que mintió en su inscripción de votante y dijo que vivía en el distrito.

El martes, algunos de los 34,000 votantes republicanos que viven en el distrito, que comprende Flagami, Coral Gables, West Miami y partes de Pinecrest y Cutler Bay, irán a las urnas para comenzar el proceso de votar por primera vez con la esperanza de elegir a un candidato que luego no los haga avergonzarse. Quienquiera que escojan se enfrentará a un demócrata el 1ro de mayo en unas elecciones especiales a las que convocó el gobernador Rick Scott después que Báez renunció para evitar ir a la cárcel.

Báez “pasó mucho tiempo ganándose la confianza de los votantes en ese distrito y todo fue inútil. Hacía campaña amparándose en una mentira”, dijo Sean Foreman, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Barry, quien vive en el distrito. “Eso es lo más decepcionante para los votantes: elegir a candidatos que pensamos nos representarán bien, pero que, a la larga, terminan violando la confianza del público”.

En esta ocasión, los votantes republicanos deberán decidir entre José Pazos, ex infante de Marina y veterano que tiene una empresa de administración de asociaciones de condominios, y Andrew Vargas, abogado y socio del bufete del poderoso representante estatal de Miami Carlos Trujillo.

Vargas, claramente el candidato mejor financiado de los dos, ha dicho que quiere ser el primero en llevar una representación ética al distrito. Pazos respalda ese sentimiento.

Pazos es socio financiero del ex representante estatal Julio Robaina, pero ha aceptado el papel del candidato que no es el favorito. Dice que es la mejor opción para representar a una comunidad que incluye miles de inmigrantes de clase trabajadora, y opina que Scott pidió las elecciones especiales durante un período que se espera sea de baja asistencia específicamente para beneficiar al socio de Trujillo.

“Tenemos demasiados abogados en la Legislatura”, dijo Pazos, de 42 años. “Me parece que necesitamos más empresarios, con más experiencia de sentido común”.

Quienquiera que los votantes elijan se va a encontrar en una situación peculiar. Aunque una victoria republicana podría potencialmente darle al partido una gran mayoría en la Cámara, con aproximadamente entre 80 y 120 escaños, las elecciones de mayo tendrán lugar luego de la sesión legislativa y solo seis meses antes de que los escaños se disputen de nuevo, lo que significa que el ganador tendrá inmediatamente que presentar todos los documentos para poder conservar su puesto.

Por los demócratas, Javier Fernández es el aspirante en mayo, en tanto Liz de las Cuevas aspira como independiente.

  Comentarios