Sur de la Florida

Juez descarta demanda de alcalde de Miami-Dade para detener revocatorio

Los esfuerzos del alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Alvarez, por detener el referendo revocatorio fueron desestimados apenas 48 horas antes de que comiencen las votaciones.

Después de una audiencia matutina en la que participó el empresario multimillonario Norman Braman, que encabeza la petición para el referendo, la jueza de Circuito de Miami-Dade Barbara Areces dijo que las firmas de apoyo a la medida se recogieron y revisaron según lo estipulado por la ley.

El alcalde del condado argumentaba que había irregularidades en el proceso de recolección y certificación de las firmas requeridas por la ley para convocar a un referendo revocatorio, y que por lo tanto la convocatoria debía cancelarse.

“El secretario hizo un trabajo magnífico”, dijo la jueza Areces, referiéndose al secretario de las Cortes Harvey Ruvin, cuya oficina se encargó de revisar las peticiones que se presentaron en diciembre donde se pedía se hiciera una votación para determinar si se debía o no destituir a Alvarez.

Luego de la decisión, Bruce Rogow, abogado de Alvarez, dijo: “La decisión nos decepcionó pero el alcalde está ansioso por que llegue el día del referendo y aspira ganarlo”.

Por su parte, Braman dijo: “Estoy muy complacido de que se le haya dado al pueblo la oportunidad de decir sí o no. De eso se ha tratado desde el principio”.

Tanto Alvarez como Braman estaban presentes en la tensa audiencia celebrada en la corte.

Rogow argumentó infructuosamente el viernes que más de 100,000 peticiones que buscan el referendo debían eliminarse ya que no se notarizaron de la forma apropiada.

El alcalde Alvarez presentó la demanda —su segunda impugnación legal al referendo— el 4 de febrero con el fin de buscar que se postergara la fecha fijada para el 15 de marzo, y afirmó que muchas de la peticiones recogidas para anular su mandato debían desestimarse debido a errores técnicos. Ya en diciembre, Alvarez había retirado una primera demanda.

La última demanda le pedía a la corte que declarara que no se habían presentado suficientes peticiones válidas para garantizar una referendo revocatorio si las peticiones fallidas se dejaban a un lado. De igual modo, le pedía al juez que el nombre del alcalde fuera retirado de la boleta del 15 de marzo.

El jueves por la tarde , en un almacén de Doral, el alcalde llevó a cabo una reunión para trazar la estrategia a tomar con sus partidarios. A la actividad acudieron una docena de seguidores de Alvarez, entre ellos James Loftus, director del Departamento de Policía de Miami-Dade; el jefe de los bomberos Herminio Lorenzo; Harpal Kapoor, director del Departamento de Tránsito de Miami-Dade, y Howard Piper, asistente especial del administrador del condado.

Braman lanzó la campaña de petición de firmas en contra de Alvarez después que el alcalde propuso un presupuesto polémico que aumentaba las tasas de impuestos a la propiedad al tiempo que le otorgaba aumentos de salarios a la mayoría de los empleados del condado.

El 21 de diciembre, Ruvin declaró que se habían presentado en su oficina 95,499 peticiones válidas que respaldaban se llevara a cabo una elección para determinar si Alvarez debía o no ser destituido de su cargo, muchas firmas más de las 51,992 que hacían falta para realizar el referendo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios