Sur de la Florida

Sequía impulsa fuegos forestales en la Florida

Hasta el momento el sur de la Florida no ha sufrido los embates de incendios forestales que han arrasado en el resto del estado, como uno de gran magnitud que obligó al cierre de un tramo de 30 millas en la I-95 el martes temprano en el Condado Brevard. Pero las probabilidades es que la suerte no durará mucho.

Un febrero excepcionalmente seco ha hecho que el peligro de incendios se dispare en toda la región. Los meteorólogos y autoridades de administración hidráulica ven poco alivio en el horizonte. ``No cabe duda que pudiéramos tener una temporada fuerte de incendios forestales´´, dijo Robert Molleda, meteorólgo del Servicio Nacional del Tiempo en Miami.

Un índice clave que la División de Bosques de la Florida sigue de cerca, el de la humedad de la tierra, ha bajado a niveles de peligro en buena parte al sur del Lago Okeechobee, incluidos los Everglades. Una evaluación más amplia que mide el nivel de humedad clasificó a Broward como el único condado de la Florida con un riesgo muy elevado de incendios forestales. La temporada en la Florida por lo general comienza en marzo o abril, los últimos dos meses de seca. Pero con la sequía del momento, que se agravó en febrero, ha hecho aumentar los factores de riesgo. El Servicio Nacional de Tiempo registró menos de una décima de pulgada de lluvia durante todo febrero en Miami-Dade y Broward. El Distrito de Administración Hidráulica de Sur de la Florida reportó que el promedio de lluvia fue una tercera parte de una pulgada en una región que se extiende desde el sur de Orlando hasta Cayo Hueso. Otro factor aviva las preocupaciones. Las heladas en diciembre mataron o dañaron plantas nativas sensibles que constituyen combustible para los incendios, dijo Scott Peterich, especialista en mitigación de incendios del distrito de los Everglades de la División de Bosques. ``Hay muchas palmas muertas por ahí que se pueden incendiar´´, dijo.

A nivel estatal, la División de Bosques registró un poco menos de 1,100 incendios forestales que consumieron más de 22,200 acres entre el primero de enero y el domingo pasado. Un fuego de rápido desplazamiento que comenzó el lunes en el Condado Volusia y llegó al Condado Brevard destruyó unos 10,000 acres, o que obligó al cierre de un tramo de la I-95 y una escuela primaria, además de provocó evacuaciones voluntarias. La Patrulla de Carreteras de la Florida reabrió el tramo a primeras horas del martes. A pesar de las condiciones peligrosas en el sur de la Florida, en Miami-Dade sólo ha habido dos incendios forestales menores y ninguno en Broward.

Peterich da crédito a los campistas y entusiastas de los deportes por prestar atención a las advertencias y tomar precauciones para evitar incendios accidentales, que son la razón de la mayoría de los incendios forestales. Pero también advirtió que las condiciones probablemente empeoren en los próximos meses si el tiempo sigue el mismo patrón de poca humedad y más vientos. Molleda dijo que un frente frío que se acerca al estado pudiera provocar lluvias aisladas en el sur de la Florida pero probablemente no sea mucho. ``No será suficiente como para cambiar las condiciones´´, agregó.

  Comentarios