Sur de la Florida

Cuestionada labor de empleados de tránsito en campaña a favor de Alvarez

En medio de un referendo revocatorio y un desplome del presupuesto, el alcalde de Miami-Dade Carlos Alvarez permitió que 12 empleados del Departamento de Tránsito de Miami-Dade dejaran sus empleos habituales para participar de tiempo completo —al tiempo que cobraban sus salarios— en un indefinido comité que tiene como tarea informarle a los trabajadores sobre el estado de la actual situación política y el polémico presupuesto que condujo a la campaña para el referendo.

Llamado el “comité de educación de tránsito”, el grupo es supervisado por el Sindicato de Trabajadores del Transporte (TWU). Es la primera vez que la agencia de tránsito ha formado un comité similar, y tiene lugar en un momento en que el TWU ha expresado su respaldo a Alvarez.

El martes, uno de los 12 empleados estaba en un sitio de votación temprana al norte de Miami-Dade con una camiseta que decía “Vote No” al referendo y distribuyendo panfletos a favor de Alvarez. “Estamos tratando de informar al público, tratando de educarlo”, le dijo el conductor de autobús Shadel Hamilton al reportero Jim Defede, del canal CBS4, asociado noticioso de The Miami Herald.

Victoria Mallette, portavoz del alcalde, no devolvió las llamadas que se le hicieron para conocer sus comentarios. Por su parte George Burgess, administrador del condado, y principal funcionario de Alvarez, dijo la semana pasada que sabía que los 12 empleados no estaban en su trabajo regular, pero que no conocía lo suficiente sobre el particular para entrar en detalles.

Por su parte la comisionada Rebeca Sosa dijo en declaraciones a El Nuevo Herald que considera "totalmente ridículo que empleados del condado estén trabajando en campañas políticas mientras le paga el Condado". "No hay excusa para lo que ha pasado. Es totalmente incorrecto", subrayó la comisionada.

Un correo electrónico fechado el 27 de enero y revisado por The Miami Herald dijo que los empleados del Departamento de Tránsito de Miami-Dade “recibieron permiso para una asignación especial por el sindicato de transporte” con el fin de “ampliar la comunicación entre los 2,000 empleados del MDT”.

El TWU, uno de los partidarios financieros más grandes de Alvarez, contribuyó con $20,000 el 27 de diciembre al comité de acción políticaa del alcalde, Citizens for Truth, que está enfocado en derrotar el referendo revocatorio del 15 de marzo que busca destituir a Alvarez. La donación se hizo tras una reunion celebrada el 10 de diciembre entre Alvarez y los líderes del TWU, según el libro de registro de la oficina ejecutiva.

Talib Nashid, presidente del TWU, dijo que el propósito del comité de 12 personas era informar a los empleados de tránsito acerca de los problemas de la actual revisión federal de la agencia y del presupuesto. Sin embargo, reconoció que si el referendo se realiza “y quieren saber cuál es la perspectiva del sindicato, entonces nuestros miembros saben que respaldamos al alcalde”.

Nashid no devolvió las llamadas que se le hicieron tras la aparición de Hamilton distribuyendo panfletos a favor de Alvarez en el sitio de votación.

  Comentarios