Sur de la Florida

Encuentran cuerpos de dos niños en canal de Delray Beach

La Policía de Delray Beach encontró los cadáveres de dos niños pequeños en una maleta y en un bolso sumergidos en un canal el miércoles.

El cuerpo de una niña, entre 6 y 12 años de edad, fue encontrado en un bolso negro alrededor de las 9 de la mañana en el canal C-15, dijo Nicole Guerriero, Sargento de la policía de Delray Beach.

Alrededor de las 3 de la tarde buzos de la policía de Delray Beach y Boca Raton encontraron el cuerpo del muchacho, de 10 a 12 años de edad, en una maleta de tela negra.

Cuerpo del niño fue encontrado a un kilómetro y medio al oeste de donde fue encontrado el cuerpo de la niña, dijo Guerriero.

La policía dice que no hay pistas sobre las identidades de los niños.

La niña fue descrita como afronorteamericana y pesa entre 70 y 90 libras. Tiene una estatura de cuatro pies y el pelo con trencitas de cuentas blancas o de un color claro, según la Oficina del Médico Forense del Condado Palm Beach.

La pequeña vestía una camisa de manga corta, pantalones oscuros y unas zapatillas deportivas azules de la marca Polo, dijo Guerriero. El niño también era afronorteamericano, y vestía shorts de color azul oscuro o negro.

Hasta el miércoles, el médico forense no había confirmado si los niños eran familiares, dijo Guerriero, pero los detectives creen que el niño y la niña podrían estar relacionados debido a su cercanía en el canal y que ambos cadáveres estaban dentro de una maleta.

“Alguien los conoce”, apuntó Guerriero. “Alguien está extrañando a estos niños. Tal vez sea una maestra, un abuelo, una tía, y hace falta que nos llamen”.

Los investigadores no saben qué tiempo llevaban en el agua los cuerpos sin vida, así como tampoco cómo llegar on allí.

“Hay muchas vías de acceso a este canal”, dijo Guerriero. “Pudieron haber sido lanzados desde un puente, pudieron haber flotado hasta aquí desde otra ciudad. ¿Quién sabe?”.

El canal corre desde la carretera U.S. 441 hasta el Intracoastal Waterway. La corriente del canal podría haber arrastrado los cadáveres hasta Delray Beach desde cualquier otra parte, agregó la portavoz.

Los vecinos del área quedaron estupefactos por los hallazgos.

“Estoy devastada, pobre niñita”, dijo Jackie Jeffrey a principios del día, antes que el segundo niño fuera hallado. “Estoy pensando en un padre loco”.

Christine Abramson se mudó a Eagle Drive hace apenas seis meses.

“Es algo terrible”, dijo. “Uno no esperaría una cosa así en este barrio”.

El área es una comunidad de clase media, al sur de Delray Beach con casas bonitas que se levantan en grandes terrenos con céspedes bien arreglados y llena de niños.

“A uno no les preocupa que los chicos salgan a jugar a la calle”, dijo Jeffrey.

“No creo que sea nadie de por aquí”, dijo la hija de Jeffrey, Alyssa Mazza, de 19 años.

La policía ha dado a conocer gran información lo antes posible para tratar de identificar a los niños cuanto antes, dijo Guerriero.

“Estamos chequeando bancos nacionales de datos para ver si algún niño desaparecido corresponde a la descripción”, declaró la portavoz.

Con fácil acceso al canal desde la autopista I-95, Congress Avenue, Federal Highway y todos los puntos de alrededor, disponer ded los cadáveres no debe haber sido difícil, dijo Guerriero.

“Estos niños podrían venir de cualquier parte”, señaló. “Incluso podrían ser de otro estado”.

Los detectives tienen planeado trabajar de forma conjunta con el Distrito Escolar del Condado Palm Beach para buscar los patrones de los niños que se ausentan repentinamente de las clases, dijo la portavoz.

Los buzos se estremecieron cuando descubrieron el cadáver del niño, expresó Guerriero. Estaban en las aguas del canal buscando pruebas relacionadas con el hallazgo de la niña cuando se toparon con la maleta que tenía el jiño dentro.

“Dios quiera que no encontremos más cadáveres hoy. Nunca pensamos que íbamos a encontrar dos”, dijo Guerriero. “Es realmente algo malo, devastador, horrible”.

“En estos momentos, hay alguien malvado suelto en la calle”, puntualizó Guerriero. “Se trata de alguien muy peligroso que tenemos que encontrar rápidamente para que no vuelva a hacerle esto a ningún otro niño”.

  Comentarios