Sur de la Florida

Hallan cadáveres de dos niños dentro de maletas en canal de Delray Beach

La policía está interrogando a un sospechoso vinculado a las muertes de dos niños, cuyos cadáveres fueron metidos en maletas y encontrados flotando en un canal en Delray Beach.

Los detectives interrogaron el jueves a Clem Beauchamp y allanaron una casa en la dirección a su nombre en SW 7 Avenue, dijo la policía en conferencia de prensa.

Beauchamp entró angustiado al Departamento de Policía para hablar con los agentes. Esperó sentado en el vestíbulo, sujetándose la cabeza con las manos y balanceándose hacia atrás y hacia adelante. Minutos después, siguió a los detectives a otra habitación.

Ocho horas despues, los detectives seguían entrevistando a Beauchamp, residente de Delray Beach. La policía no ha dicho si él está emparentado con los niños que fueron encontrados a una distancia de media milla uno del otro en el canal C-15.

Los nombres del niño y la niña no serán dados a conocer hasta que la policía pueda confirmar sus identidades, dijo la sargento Nicole Guerriero. Pero parecen ser hermanos, dijo.

Un transeúnte llamó a la policía el miércoles por la mañana tras haber visto un bolso de lona negro en el canal. Aeso de las 9 a.m., la policía abrió el bolso y sacó el cadáver de una niña, que parecía tener entre 6 y 12 años de edad.

Esa misma tarde, buzos de la policía encontraron el cadáver del niño, de entre 10 y 12 años de edad, metido en una maleta negra de un material parecido a la lona, a alrededor de media milla al oeste de donde se encontró el cuerpo de la niña, dijo Guerriero.

El jueves, la policía continuó su búsqueda de pistas sobre quiénes eran los niños y qué les sucedió.

La policía de Delray Beach, el cuerpo de bomberos de la ciudad y la policía de Boca Raton despacharon lanchas y usaron el sonar para explorar el fondo del canal en busca de objetos. La policía de Boca Raton utilizó un submarino operado por control remoto y equipado con una cámara para ayudar en la búsqueda.

Los buzos se mantuvieron disponibles para recoger cualquier prueba nueva. Asimismo, los investigadores estudiaron numerosas pistas recibidas por teléfono en el departamento.

Se describió a la niña como de la raza negra, de entre 70 y 90 libras. Tiene poco más de 4 pies de alto, y el cabello trenzado con cuentas blancas o transparentes, de acuerdo con el médico forense del Condado Palm Beach.

La menor vestía una blusa de mangas cortas, pantalones de color oscuro y zapatos de tenis azules marca Polo, dijo Guerriero. El niño también era de la raza negra, y llevaba pantalones cortos de color azul oscuro o negro.

Los cadáveres no estaban descuartizados, pero los investigadores no saben qué tiempo llevaban en el agua ni cómo llegaron allí, según Guerriero.

"Este canal tiene muchos puntos de acceso'', dijo. "Puede que hayan sido lanzados de un puente, puede que hayan flotado hasta allí desde otra ciudad. ¿Quién sabe?"

El canal va desde la U.S. 441 hasta el Intracoastal Waterway. La corriente del canal pudo haber llevado los cadáveres a Delray Beach desde cualquier punto a lo largo de sus orillas, dijo.

Un residente del área llamó a la policía luego de ver el bolso de lona en el canal, y los vecinos quedaron conmocionados ante el descubrimiento.

"Es algo muy triste y muy perturbador'', dijo Michael Rose, quien estaba paseando a su perro. "Uno se pregunta por lo que tuvieron que pasar estos niños antes de hoy''. Su voz estaba quebrada por la emoción y estaba visiblemente conmocionado por los hechos.

"Estoy desolada, pobre niñita'', dijo Jackie Jeffrey, antes de que se encontrara el segundo cadáver. "Seguro que se trata de un padre loco, es lo que se me ocurre''.

Christine Abramson se mudó a Eagle Drive hace seis meses.

"Es terrible, es terrorífico'', dijo Abramson. ‘‘Uno no esperaría eso en este barrio''.

El área es una comunidad de clase media al sur de Delray Beach, con casas bien cuidadas en lotes de gran tamaño rodeados por un césped inmaculado. En el vecindario hay muchos niños.

‘‘Uno no se preocupa si ellos salen a la calle'', dijo Jeffrey.

"No creo que haya sido nadie de por aquí'', dijo su hija Alyssa Mazza, de 19 años.

Debido al fácil acceso al canal desde la carretera Interestatal 95, Congress Avenue, Federal Highway y todos los puntos intermedios, deshacerse de los cadáveres fue posiblemente fácil, dijo Guerriero.

"Estos niños podrían ser de cualquier parte'', dijo. "Podrían ser hasta de otro estado''.

Los detectives planean trabajar conjuntamente con el distrito escolar del Condado Palm Beach en busca de patrones de niños que hayan dejado súbitamente de ir a clase, dijo la oficial.

Los buzos buscaban en el canal evidencia relacionada con el descubrimiento de la niña cuando hallaron la maleta con el cadáver del niño, dijo Guerriero.

"Dios no quiera [que encontremos más cadáveres]. Nunca creímos que encontraríamos dos'', dijo Guerriero. "Es tremendo, es desolador, es algo realmente horrible.

La policía solicita de toda persona con información sobre el caso que se ponga en contacto con los detectives de la policía de Delray Beach Pete Sosa, 561-243-7828; Jason Jabcuga, 561-243-6220; o con CrimeStoppers, al 800-458-8477.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios