Sur de la Florida

Cárceles privadas en Florida criminalizan a minorías

Hora de almuerzo dentrro del Centro de detención de Krome Avenue. La mayoría de las cárceles de Florida son gerenciadas por empresas privadas; las que se estarían beneficiando por mantener 34,000 inmigrantes encarcelados al año.
Hora de almuerzo dentrro del Centro de detención de Krome Avenue. La mayoría de las cárceles de Florida son gerenciadas por empresas privadas; las que se estarían beneficiando por mantener 34,000 inmigrantes encarcelados al año. Archivo Miami Herald

Diversos activistas criticaron el domingo la “criminalización” de la población negra y de los inmigrantes por parte de las corporaciones privadas que gestionan una gran mayoría de las cárceles del país.

Según Daniel Carrillo, director de la organización Enlace, hoy en día se registran “altos niveles de violencia y encarcelamiento” de personas negras e inmigrantes, y los causantes de dicha práctica son las autoridades y las corporaciones que se hallan detrás de la gestión de prisiones privadas en EEUU.

La organización que encabeza Carrillo desarrolla desde hace 4 años una campaña para abolir este modelo de gestión, y parte de los alcances de esta iniciativa son compartidos desde el domingo en una convención nacional que la organización celebra en Boca Ratón.

“Estamos haciendo historia en construir una verdadera alianza nacional multiracial para enfrentar este poder corporativo y político”, señaló Carrillo sobre la convención que se desarrollará hasta el próximo martes y en la que abordarán formas de “poner fin a la criminalización, encarcelación y leyes racistas de inmigración”.

La campaña de Enlace pone la mira de manera especial en la empresa GEO Group, que de acuerdo a la organización es dueña de cerca de un 75 por ciento de las prisiones privadas en Florida y habría donado a la pasada campaña de reelección del gobernador Rick Scott casi $1.3 millones.

“Las prisiones privadas generan beneficios separando a las familias negras, lo que en esencia es un ataque a las minorías. Nadie, salvo la industria carcelaria, saca beneficios de su propia existencia”, manifestó Desmond Meade, director de la Coalición de Restauración de Derechos de Florida, y uno de los participantes de esta convención.

Un reciente estudio de la organización Grassroots Leadership, con sede en Texas, puso de relieve que 9 de los 10 establecimientos usados por el Departamento de Seguridad Nacional para detener a inmigrantes son privados, y de ellos 8 son propiedad de GEO Group y de Corrections Corporation of America (CCA), las cuales han obtenido ganancias récord desde 2009.

Según el estudio, desde finales de 2007 la empresa GEO Group aumentó sus beneficios en 244 por ciento, mientras que Corrections Corporation of America (CCA) obtuvo 46 por ciento más de ganancias en el mismo período.

En particular, el estudio destaca que las prisiones privadas que tienen contratos con Inmigración gastan millones de dólares en cabildeos con el Congreso para mantener una cuota de 34,000 indocumentados recluidos en todo momento y, por ello, serían los “principales beneficiarios de las políticas agresivas de detención” que practicarían las autoridades migratorias.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios