Sur de la Florida

Un paquete enviado desde China destapa red de tráfico de metanfetaminas

La casa de Anthony Fernández, en Hialeah, donde fue entregado el paquete de droga.
La casa de Anthony Fernández, en Hialeah, donde fue entregado el paquete de droga. el Nuevo Herald

Un paquete que llegó de China al Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) llamó la atención de los investigadores federales que al seguirle la pista arrestaron a un joven residente de Hialeah que fue acusado de posesión de metanfetaminas.

El arresto de Anthony Fernández, de 23 años, el pasado 24 de marzo expone una poco conocida, pero cada vez más importante, conexión china a la entrega de drogas sintéticas en Estados Unidos.

Casos recientes que involucran drogas conocidas como Flakka y Spice han sido vinculados a China. Los casos han alarmado a las autoridades debido a que el uso de estas drogas sintéticas han enfermado a varias personas y provocado que otras actúen de forma imprudente.

El jueves, una mujer, que presuntamente había usado Flakka, abandonó a su bebé frente a un edificio en Boynton Beach, según dijo la policía. Y a principios de abril, un hombre que supuestamente había también usado Flakka fue visto corriendo totalmente desnudo a lo largo de una concurrida avenida en Fort Lauderdale.

En cuanto a Spice, un número de jóvenes que supuestamente la utilizó, terminaron en salas de emergencia. La droga, también de origen chino, se le ha vinculado a un aumento en ingresos de jóvenes en salas de emergencia de hospitales en varias ciudades del país en los últimos meses, según un reciente artículo del New York Times.

La conexión china a las metanfetaminas y otras drogas sintéticas es conocida entre investigadores antinarcóticos, pero ha surgido sólo recientemente en los titulares de los periódicos.

El 22 de abril, el fiscal federal de Miami, Wifredo Ferrer, anunció el arresto de Jaime Nicole Lewis, de 22 años, del condado de Palm Beach, por cargos de importación y posesión con intención de distribuir Flakka. El arresto vino después de una investigación de la DEA sobre paquetes enviados desde Hong Kong que contenían drogas sintéticas, incluyendo Flakka.

Tal vez el caso más importante hasta el momento en cuanto a la conexión china con los ingredientes para las metanfetaminas tuvo lugar en Ciudad de México en el 2007, cuando las autoridades allanaron una mansión en Lomas de Chapultepec, uno de los barrios más exclusivos de la ciudad, donde descubrieron más de $200 millones y otras monedas.

El principal sospechoso en el caso, Zhenli Ye Gon, logró huir del país antes de que los agentes allanaran la casa – pero fue detenido poco después mientras cenaba en un restaurante en Wheaton, Maryland.

El allanamiento en la mansión de Ye Gon vino después de la incautación de 19 toneladas de seudoefedrina de fabricación china, un ingrediente utilizado para producir metanfetaminas. Siguiendo la pista a ese envío fue como los investigadores mexicanos llegaron a Ye Gon.

Actualmente Ye Gon está enfrascado en una lucha legal contra su extradición a México.

En Miami, el caso relacionado con China comenzó el 20 de marzo, cuando funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) se enteraron de que un paquete sospechoso iba a llegar a MIA desde China.

“Cuando el paquete llegó, los funcionarios de CBP lo examinaron y dentro de éste encontraron dos mantas y una bolsa de color plateado que contenía un kilogramo de una sustancia sospechosa, metanfetamina”, según una denuncia penal presentada por un agente especial de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

Los funcionarios de CBP incautaron el paquete que estaba dirigido a una persona llamada Henry Basenger con una dirección en Hialeah, a lo largo de la cuadra 3100 de la 72 Terrace oeste.

CBP también entregó el caso a HSI para su investigación. La denuncia penal indica que agentes de HSI decidieron entregar el paquete para averiguar quién era el destinatario.

Antes de entregar el paquete, sin embargo, los agentes retiraron los narcóticos y los reemplazaron con cristales de sal, de acuerdo con la denuncia penal.

“Los agentes entonces intentaron entregar el paquete en la residencia del acusado”, según la denuncia.

Un agente encubierto de HSI llamó a la puerta de la dirección del paquete que llegó de China. Cuando un hombre abrió la puerta dijo que él era Basenger y aceptó el paquete.

Los agentes que estaban fuera de la casa esperaron un poco más de 20 minutos para ver si alguien más llegaba o salía de la casa. Cuando los agentes regresaron a la casa, abiertamente se identificaron como agentes federales. El mismo hombre que había abierto la puerta previamente salió y permitió que los agentes entraran a su residencia, según la denuncia.

En ese momento, el individuo que inicialmente se dijo llamarse Basenger reconoció que su verdadero nombre era Anthony Fernández, de acuerdo con la denuncia penal. También se negó a hablar con los investigadores a menos que su abogado estuviera presente.

Cuando los agentes salían de la residencia de Fernández, un camión de reparto de FedEx arribó de pronto. El conductor traía un paquete para Henry Basenger. La denuncia penal dice que el paquete de FedEx era similar al que CBP había interceptado en MIA.

Fernández se negó a firmar el recibo de entrega de FedEx, diciendo que no tenía su nombre, según la denuncia. Posteriormente, Fernández fue arrestado.

Fue instruido de cargos el 10 de abril y ahora está libre bajo fianza en espera de ser enjuiciado. Se negó a hablar con un reportero y un fotógrafo de el Nuevo Herald, que tocaron a su puerta el viernes por la mañana.

“Tengo un caso en la corte en este momento y creo que lo mejor para mí es no decir nada”, dijo Fernández amablemente.

HSI, que investigó el caso, tampoco hizo comentarios.

“HSI no puede comentar en este momento ya que esto es parte de una investigación en curso”, dijo un portavoz de HSI.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

  Comentarios