Sur de la Florida

Doral nombra a Richard Blom como su nuevo jefe de policía

Tras casi dos meses de una búsqueda nacional, el ex subjefe de la policía de Miami, Richard Blom, juramentó el martes como nuevo jefe del Departamento de Policía de Doral.

Blom, un experimentado oficial con 37 años de trayectoria, indicó que trabajará para elevar la moral del departamento, manteniendo como prioridad el fortalecimiento de la seguridad pública, el alivio del tráfico vehicular y el mejoramiento de las relaciones con la comunidad.

“No me cabe duda de que vamos a lograr progresos significativos en estas áreas”, dijo Blom. “Garantizaremos la seguridad pública [] de una manera profesional y entusiasta. Y lo vamos a hacer con un enfoque compasivo con la comunidad”.

Durante la ceremonia realizada en la sala de audiencias del Concejo, Blom agradeció la confianza depositada por el alcalde de Doral, Luigi Boria, el administrador Joe Carollo y las cuatro concejales: Sandra Ruiz, Bettina Rodríguez-Aguilera, Christi Fraga y Ana María Rodríguez.

Blom, de 61 años, era uno de los seis finalistas propuestos por Carollo en un proceso que convocó a más de 90 candidatos. Entre los finalistas también se encontraba el teniente Miguel “Mike” Pérez, quien en diciembre asumió de manera interina de la jefatura policial.

El martes, Pérez expresó su tristeza por la determinación final, aunque se comprometió a seguir trabajando a favor del departamento al mando de Blom.

“Estoy desilusionado al no haber sido nombrado, pero respeto la decisión del administrador y del alcalde”, dijo Pérez a El Nuevo Herald. “Yo continuaré trabajando y sirviendo a la comunidad con la mejor disposición y dando todo mi apoyo al nuevo jefe de policía”.

Pérez, un oficial respetado en su departamento, había sido nombrado en diciembre por el entonces administrador municipal Merret Stierheim, luego de la intempestiva renuncia de Ricardo “Ricky” Gómez.

En aquella oportunidad, Stierheim forzó la salida de Gómez por acusaciones de irregularidades en el departamento. Sin embargo, la Fiscalía no encontró pruebas de ningún delito. Luego, Gómez denunció haber sido víctima de una “vendetta política” y aseguró que demandaría a la Ciudad.

En medio de la controversia, la designación interina de Pérez contó con el respaldo de numerosos policías que incluso fue expresado en público durante una audiencia municipal en diciembre.

Por su parte, Carollo sostuvo que la elección de Blom se basó en su probada experiencia policial. Agregó que estaba convencido de que el nuevo jefe conduciría el departamento por el camino correcto hasta convertirlo en uno de los más profesionales de la Florida.

“El fue la mejor decisión para la ciudad de Doral”, afirmó Carollo. “La persona más adecuada para este nombramiento era alguien de afuera [del departamento], como Richard Blom, que tiene 37 años de experiencia en todas las áreas policíacas, tanto en la policía de Miami como en la Policía de Junta Escolar, con una maestría en administración pública y graduado de la prestigiosa Academia del FBI”.

Respecto a Pérez, Carollo destacó su conducta profesional y aseguró “que tendrá un buen futuro en el departamento”.

“Al teniente Pérez le agradecemos el tiempo que nos dio en esta transición”, dijo Carollo.

Durante el proceso de selección, el ex jefe de la policía de Miami, Miguel Exposito, presentó su candidatura el viernes 11 de enero, pero tres días después la retiró intempestivamente. Durante esos días algunos medios de prensa habían especulado sobre el inminente nombramiento de Exposito, quien en el 2011 protagonizó una larga pelea pública con el alcalde de Miami, Tomás Regalado.

Exposito luchaba abiertamente contra las máquinas tragamonedas en locales comerciales, a pesar de que Regalado impulsaba una política para regularizar esa industria. Carollo, un antiguo enemigo político de Regalado, se alió con Exposito en la lucha contra las llamadas “maquinitas”.

Blom dijo que trabajó con Exposito durante un par de años, cuando éste dirigió la policía de Miami.

Carollo precisó que Blom tendrá un salario anual de $110,000, por debajo del salario de $125,000 a $135,000 ofrecido en la convocatoria. Indicó que Pérez ganaba $150,000.

“No es que a Blom le pagamos menos porque no valga $150,000 o más”, dijo Carollo. “Simplemente él estuvo de acuerdo de hacer un sacrificio de salario por el bien de los ciudadanos de Doral”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios