Sur de la Florida

Polémica en Hialeah por nuevo complejo de apartamentos

Un grupo de vecinos protesta por construcción de un complejo de viviendas en Hialeah, a las afuera del terreno donde se tiene previsto desarrollar un complejo de apartamentos.
Un grupo de vecinos protesta por construcción de un complejo de viviendas en Hialeah, a las afuera del terreno donde se tiene previsto desarrollar un complejo de apartamentos. el Nuevo Herald

Un grupo de vecinos de Hialeah elevó su voz de protesta contra un complejo de apartamentos que un grupo inmobiliario cercano al alcalde Carlos Hernández planea desarrollar a partir de otoño.

Con pancartas y reclamando a voz en cuello el respaldo de sus autoridades municipales, vecinos del oeste de Hialeah expresaron su rechazo contra el proyecto Villa Las Palmas, un complejo de 14 edificios de tres pisos con un total de 252 apartamentos de renta.

“Todo este vecindario es un área residencial, con viviendas unifamiliares de un sólo piso. Pero si aprueban ese enorme complejo de apartamentos de renta nos van a afectar tremendamente”, dijo Tania García, una vecina que se opone al proyecto localizado en el 3500 y la avenida 9 del oeste. “Por eso les pedimos a nuestras autoridades que defiendan los intereses de la comunidad”.

El proyecto es impulsado por Cayon Development Group, LLC, de acuerdo con la página electrónica de esa compañía. La empresa le pertenece a Maurice Cayón, hijo del fallecido empresario Roberto Cayón, una de las dos personas a quien Hernández, de manera pública, le agradeció por su respaldo cuando juramentó como nuevo alcalde de Hialeah en el 2011.

Hernández rehusó comentar sobre el proyecto. Sin embargo, en situaciones similares el alcalde ha rechazado algún presunto favoritismo con proyectos presentados por donantes de su campaña, enfatizando que las aprobaciones municipales están basadas estrictamente en la calidad de las propuestas.

Maurice Cayón no respondió varias llamadas de el Nuevo Herald para recoger su versión.

El terreno de 10 acres donde se planea edificar el proyecto aún es mantenido como una extensa área verde con decenas de paneles utilizados para probar la calidad de muestras de la compañía de pinturas Dupont.

En enero, Dupont vendió el terreno en $3.5 millones a la corporación Hialeah 10.1 Acres, cuyo titular es Alex Ruiz, un ex funcionario municipal de Hialeah que representa a un grupo empresarial que ha desarrollado varios proyectos inmobiliarios en Hialeah.

Ruiz tampoco respondió llamadas de el Nuevo Herald.

En el 2013, el grupo representado por Ruiz contribuyó con $31,500 a la campaña de Hernández, a través del Comité de Acción Política (PAC) Citizens for Efficient Government, encabezado por Glenn Rice, un ex policía de Hialeah del círculo íntimo del alcalde.

Ese año, el grupo de Ruiz obtuvo el visto bueno para el cambio de uso de un terreno de cuatro acres ubicado en una zona industrial en el noroeste de Hialeah para desarrollar un complejo de 108 apartamentos de renta, para lo cual se invirtieron $10 millones.

El abogado Hugo Arza, del estudio jurídico Holland & Knight contratado para gestionar Villa Las Palmas ante la Ciudad de Hialeah, dijo que el proyecto contempla construir apartamentos de dos y tres habitaciones “diseñados con una arquitectura elegante”, con un club con piscina y gimnasio, además de un parque para la recreación infantil.

“Esta comunidad será alquilada a precios de mercado, sin ningún subsidio para inquilinos de bajos ingresos”, dijo Arza en un correo electrónico enviado a el Nuevo Herald. “Las Villas disfrutará de amplias medidas de seguridad y estacionamiento en exceso de los requerimientos de la Ciudad de Hialeah”.

Víctor Gámez, vecino que se opone a la edificación de Villas Las Palmas, dijo que la construcción de ese complejo impactará los servicios de ese vecindario, entre ellos el abastecimiento de agua.

“Aquí hay una subestación de bombeo de agua y alcantarillado que está trabajando a máxima capacidad [...] imagínense lo que pasará si nos plantan aquí más de 200 apartamentos”, dijo Gámez.

Arza enfantizó que los impactos de infraestructura local serán asumidos por el promotor del proyecto, entre ellos el compromiso de “mejorar la estación de [bombeo] de agua y alcantarillado que provee servicio no solo al proyecto, sino también al vecindario”.

Arza destacó que el proyecto ha recibido el apoyo de la directora de zonificación de Hialeah, Deborah Storch, ya que, de acuerdo con el abogado, éste “representa el brillante futuro de una ciudad que merece una comunidad nueva como Las Villas”.

De manera escueta, Storch dijo a el Nuevo Herald que Villa Las Palmas es un “buen proyecto”. De hecho, ella ha recomendado su aprobación ya que “el pedido es compatible con el vecindario por el fácil acceso a escuelas y parques”.

Sin embargo, a pesar de la recomendación de Storch, la Junta de Planificación y Zonificación de Hialeah rechazó el pasado 22 de abril una solicitud para cambiar la zonificación de los 10 acres de baja densidad a alta densidad.

Votaron a favor: Jorge González y Lajiri Francisco Cabrera. Quienes se opusieron fueron: Obidio Pérez, Rodolfo Suárez Suárez, Javier Casanova y Diego Pérez. Se abstuvo Juan Sánchez “debido a conflicto de intereses”. El motivo no fue detallado en documentos municipales.

Pero el caso de Villas Las Palmas no es el único que ha enfrentado resistencia vecinal en Hialeah en los últimos años. Otro grupo de residentes se opuso tajantemente a Shoma Village, presentado por la urbanizadora Shoma Homes, para desarrollar un complejo de tres edificios en la esquina de Hialeah Drive y la avenida 4 del este. El complejo busca construir con un total de 350 apartamentos y 70,000 pies cuadrados de zona comercial.

La urbanizadora donó $4,000 al PAC de Rice en el 2013.

Otro proyecto que se encuentra en suspenso le pertenece a José Orcasita, un médico que ha propuesto desarrollar un edificio de 10 pisos. En marzo del 2013, Orcasita donó $500 a la campaña del alcalde. El proyecto de Orcasita contempla la inversión de unos $20 millones para construir 80 apartamentos de un máximo de dos dormitorios y para personas mayores de 55 años, dos pisos de unos 220 estacionamientos vehiculares, además de oficinas y consultorios.

Por su parte Storch precisó que ante la negativa de la Junta por el proyecto Villa Las Palmas, el caso será revisado por el Concejo de Hialeah durante la sesión pública del próximo martes 12.

La presidenta del Concejo, Isis García-Martínez, dijo a el Nuevo Herald, que todavía no había revisado detalles del proyecto para tomar una decisión de apoyo o rechazo.

Siga a Enrique Flor en Twitter en @kikeflor

u

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios