Sur de la Florida

Senadores aprueban aumentar la edad para comprar armas, rechazan prohibir venta de rifles

Manifestantes marchan el lunes 26 de febrero en Tallahassee para exigir una reforma en las leyes sobre armas en el estado.
Manifestantes marchan el lunes 26 de febrero en Tallahassee para exigir una reforma en las leyes sobre armas en el estado. Getty Images

Un comité clave del Senado de Florida dio el primer paso el lunes para aumentar la edad legal para comprar un arma en Florida y para construir una red de seguridad más sólida que ponga las armas fuera de las manos de personas con discapacidad mental tras la masacre en Parkland.

Pero mientras el Comité de Reglas del Senado votó 9-4 a favor del SPB 7024, los senadores también rechazaron la prohibición de los rifles semiautomáticos, la principal prioridad de los estudiantes y activistas contra las armas que fueron en autobuses a Tallahassee la semana pasada y nuevamente el lunes.

La propuesta es una respuesta de los líderes republicanos de la Cámara de Representantes y del Senado a la masacre en Parkland que mató a 17 estudiantes y trabajadores docentes y dejó 15 heridos. Nombrada la “Ley de Seguridad Pública de la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas”, fue redactada para abordar “la crisis de la violencia armada, que incluye pero no se limita a la violencia con armas de fuego en las escuelas”, dijo el proyecto de ley.

School Shooting Florida
Pat Hagen, de Gainesville muestra el lunes en Tallahassee una naranja que representa el tamaño de la herida que causa una bala disparada por un fusil AR 15. Mark Wallheiser AP

El proyecto de ley fue enmendado para que coincida con una propuesta que será escuchada el martes en la Cámara. Si bien la votación fue la primera vez que en casi dos décadas un comité del Senado dirigido por republicanos vota para limitar los derechos de armas en Florida, el comité también votó 7-6 para rechazar la enmienda del senador José Javier Rodríguez, demócrata de Miami, que hubiera definido ciertos rifles semiautomáticos y prohibido su venta y posesión en Florida.

“Las armas de asalto son armas de guerra”, dijo Rodríguez al comité. “Están diseñadas para el campo de batalla, y han sido modificadas para uso civil con grandes ganancias para la industria de armas de $17,000 millones”.

Su enmienda parte de las prohibiciones de armas de asalto que se aprobaron en Connecticut después de la masacre de la escuela primaria Sandy Hook, y que luego se actualizaron para incluir lo ocurrido en el club Pulse de Orlando, donde un atacante mató a 49 personas, dijo.

Durante casi tres horas, docenas de personas se alinearon para hablar a favor de la enmienda, pero los cabilderos de las armas se opusieron.

School Shooting Florida(2)
Marion Hammer, representante de la NRA en Florida, interviene durante la sesión del lunes en Tallahassee. Mark Wallheiser AP

“De acuerdo con esto, si usted posee una pistola o arma de fuego semiautomática, debe entregarla al gobierno sin compensación”, dijo Marion Hammer, directora en Florida de la NRA.

Rodríguez respondió que la Legislatura de la Florida, que tradicionalmente ha evitado enemistarse con la NRA, existe en “un universo alternativo que tolera un alto nivel de desinformación de la NRA”.

“No se trata de prohibir todas las armas”, dijo. “No se trata de la autodefensa en el hogar. No se trata de ir a cazar. Estas son armas de guerra”.

El comité se puso del lado de Hammer y votó en contra de la enmienda.

Fue un resultado frustrante pero predecible para los cientos de estudiantes, padres y activistas que viajaron de todo el estado, muchos de ellos vistiendo camisetas anaranjadas que decían “#gunreformnow”. Se habían reunido en los escalones del Capitolio para un mitin empapado por la lluvia una hora antes de la reunión.

Bella Urbina, estudiante de décimo grado de la secundaria Marjory Stoneman Douglas, dijo que hace dos semanas su escuela “se convirtió en una estadística de violencia armada”. El grupo llegó a Tallahassee el lunes “para agregar una historia a esa estadística, una historia que termina en un Estados Unidos mejor y más seguro", dijo.

La propuesta usa la actual ley sobre armas de fuego del estado y pone todas las armas bajo esas restricciones (bajo la ley actual, los rifles están exentos), elevando la edad para todas las compras de 18 a 21 años, imponiendo un período de espera de tres días para todas las compras y requiriendo una verificación. Pero al depender de la ley actual, el proyecto de ley también deja las mismas lagunas legales. Por ejemplo, cualquier persona que compre un arma a un vendedor privado, en internet o en un espectáculo de armas no autorizado no tiene que cumplir con los límites de edad o verificación de antecedentes.

Según la propuesta, algunos de los cambios incluyen:

▪ Las fuerzas del orden público podrían confiscar temporalmente un arma de fuego o municiones de cualquier persona que las autoridades determinen que representa un “peligro potencial para sí mismo o para los demás”.

▪ La edad legal para comprar cualquier arma de fuego aumentaría de 18 a 21, pero permitiría la posesión de armas de fuego para los más jóvenes. Las excepciones incluyen permitir que cualquier persona que haya obtenido un permiso de armas ocultas o que haya completado un programa certificado de entrenamiento de caza compre una pistola sin una verificación de antecedentes o un período de espera. Aquellos que están en el ejército o en las fuerzas policiales o sean agentes de prisiones también están exentos de los límites de edad para los rifles semiautomáticos.

▪ Prohibir la compra de bump stocks, los dispositivos utilizados para aumentar la potencia de fuego de un arma semiautomática para que coincida con la de un arma automática. A diferencia de un proyecto de ley similar de la Cámara de Representantes, el Senado no prohíbe la posesión de bump stocks, creando una brecha que permite la compra y posesión de bump stocks en internet o fuera del estado.

▪ Aumentar los agentes escolares para cerrar la brecha que ahora financia solo 1,500 de ellos para 3,800 escuelas.

▪ Crear una comisión para investigar el tiroteo de Parkland y regresar el próximo año para hacer recomendaciones.

La senadora Lizbeth Benacquisto, la republicana de Fort Myers que preside el Comité de Normas, se esforzó por mantener el orden en la sala, interrumpiendo con frecuencia a los oradores que no abordaban la enmienda y regañando a la multitud por abucheos y vítores.

“Qué vergüenza para todos ustedes”, dijo Andy Oliver, pastor de la Iglesia Metodista Unida Allendale de San Petersburgo. “Ustedes tienen las manos ensangrentadas”.

  Comentarios