Sur de la Florida

Se guarda en los Cayos pequeña flota de balsas cubanas

Balsas y botes hechos de zinc, trozos de madera y pedazos de plástico llenan la estación Whale Harbor en Islamorada."La gente tiene que estar realmente desesperada para lanzarse al mar en una de estas embarcaciones", dijo Janette Fernández Costoya, funcionaria de la Comisión de Vida Silvestre y Peces de la Florida (FWC).

La colección de botes y balsas de refugiados cubanos que se han recuperado y se almacena temporalmente en la estación de la agencia en Whale Harbor aumentó el viernes pasado cuando la séptima balsa en cinco semanas fue hallada en aguas de los Cayos."Casi siempre tienen un motor que le sacan a un vehículo o es un velero construído de forma rudimentaria", dijo Costoya mientras mostraba un mástil todavía con la corteza que se hizo de una rama de árbol.

Los inmigrantes que quieren huir de la represión política y de la miserable economía de Cuba se las ingenian para ser recogidos por contrabandistas que parten de Estados Unidos en embarcaciones rápidas. Otros, sin embargo, que no pueden pagar el alto precio de este tipo de viaje, "construyen estas balsas en los montes y pantanos y escapan de la isla aprovechando la oscuridad de la noche".

Algunas de estas embarcaciones se encuentran con inmigrantes todavía a bordo. En cambio, otras quedan a la deriva luego que los cubanos se trasladan a embarcaciones más sólidas. Si son interceptadas en el mar por el Servicio Guardacostas, estas personas son devueltas a Cuba.Eso fue lo que ocurrió el pasado 10 de mayo con cerca de 12 cubanos que fueron detenidos por el Servicio Guardacostas a unas 15 millas de Islamorada. Dos pescadores, Doug Peterson y Stu Kingma, vieron la balsa cerca de Islamorada Hump. "El barco que estaba cerca de nosotros les dio varias vueltas, y después llamó al Servicio Guardacostas", dijo Peterson. "Llegaron enseguida".

El suboficial Mark Barney, portavoz del Servicio Guardacostas, dijo que esos inmigrantes fueron devueltos a Cuba.Esta época del año por lo general muchos cubanos tratan de escapar de la isla. "Mientras mejor sea el tiempo, más balsas vemos", dijo Barney.Las llegadas de inmigrantes cubanos han disminuido en aproximadamente un 25% con relación al mismo período en el 2012, dijo Elee Erice, portavoz de la Agencia de Aduanas y Protección de Fronteras. De octubre del 2011 al 30 de abril del 2012, la agencia informó y 217 llegadas por mar. Hasta ahora este año, la cifra es de 166 llegadas.

El número de cubanos interceptados en el mar también se ha reducido en alrededor de un 35 por ciento, según datos del Servicio Guardacostas. De octubre del 2011 al 30 de abril del 2012, 816 cubanos fueron interceptados en el mar. Este año, durante el mismo período, el número es 526.En ocasiones, el FWC recupera las rústicas embarcaciones, sin tener la menor idea de qué pudo haberle sucedido a los que iban a bordo.Sebastian Dri, agente del FWC, encontró recientemente un grupo de ocho cubanos a bordo de una balsa cerca de South Sound Creek en Key Largo. Cuando habló con ellos le dijeron que se demoraron cuatro días en cruzar el Estrecho de la Florida."Le pregunté a uno de ellos cómo se las habían agenciado para navegar", dijo Dri. "Me señaló una pequeña brújula que llevaba sujetada en la muñeca. Parecía un juguete", agregó

Costoya dijo que las balsas se remolcan a tierra para de este modo evitar problemas. "No podemos dejarlas en el mar. cualquiera que esté piloteando un barco de noche podría chocar con ellas y nunca se sabe qué podría ocurrir", dijo la portavoz.

  Comentarios