Sur de la Florida

Familia de Payá califica de temporal su estadía en Miami

De izquierda a derecha, Rosa Maria Paya,y su mama Ofelia Acevedo viudad e hija de Oswaldo Paya, hablan con los medios de prensa locales en el Salon Felix Varela de la Ermita de la Caridad el martes, 18 de junio del 2013.
De izquierda a derecha, Rosa Maria Paya,y su mama Ofelia Acevedo viudad e hija de Oswaldo Paya, hablan con los medios de prensa locales en el Salon Felix Varela de la Ermita de la Caridad el martes, 18 de junio del 2013. El Nuevo Herald

La viuda e hija del fallecido disidente Oswaldo Payá, fundador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), calificaron su reciente decisión de abandonar Cuba de “temporal” al tiempo que reafirmaron su compromiso por la democratización de la isla y la defensa de las libertades individuales.

“Hemos llegado como refugiados políticos pero estamos aquí (en Miami) con un carácter temporal”, dijo Rosa María Payá en una conferencia de prensa realizada el martes en la Ermita de la Caridad. “Pero no hay ningún tipo de restricción, al menos de parte del gobierno de Estados Unidos, de regresar a Cuba. Podemos hacerlo. Tenemos nuestros pasaportes cubanos válidos durante dos años”.

La esposa del difunto disidente cubano Ofelia Acevedo, sus dos hijos, Rosa María y Reinaldo, y otros familiares llegaron a Miami el 6 de junio. Junto con ellos viajaron la madre y una hermana de la viuda de Payá; antes habían arribado una tía y una hermana del disidente muerto. Su hijo mayor, Oswaldo, se asentó en Miami en diciembre.

La familia decidió establecerse en el sur de la Florida debido al aumento de las amenazas y la falta de garantías. En varias oportunidades denunciaron que la policía política los acosaba y vigilaba constantemente. En abril el blog oficialista Heraldo Cubano acusó a Rosa María de “crear una matriz de opinión internacional” sobre la muerte de su padre, que ocurrió el 22 de julio del 2012.

La nota precisó que el gobierno cubano podría incluso tramitar una demanda contra la joven por difamación, exigir una reparación económica o enviarla a prisión con una condena de tres meses a un año.

Acevedo dijo que la decisión de refugiarse en Miami tomó tiempo ya que nunca pensaron en salir de Cuba.

“El proceso (de petición de refugio) fue bastante rápido”, manifestó Acevedo. “Pasamos entrevistas como cualquier otra persona que solicita esa condición”.

En otro momento la viuda de Payá subrayó que no se consideran exiliadas. Dijo que el objetivo es regresar pronto a la isla aunque no saben cuánto tiempo podría tomar el retorno.

“Muchos cubanos que salieron en los 60s pensando regresar en seis meses llevan 54 años diseminados por el mundo”, indicó Acevedo. “No hemos venido a pedir asilo político. Hemos llegado a través del programa de refugiados para los perseguidos políticos. Estamos aquí de forma temporal”.

Madre e hija coincidieron en el hecho de que vivir temporalmente fuera de Cuba no restará dinamismo al trabajo que realiza la familia con el MCL y la disidencia pacífica.

“Nosotros continuaremos trabajando en los mismos proyectos”, aseguró la joven Payá, quien en abril concluyó una gira internacional por Europa y Estados Unidos. En la gira gestionó el caso de su padre en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra y el Parlamento Europeo.

Oswaldo Payá y el activista Harold Cepero murieron cuando el vehículo que manejaba el español Angel Carromero se salió de una carretera. El accidente ocurrió cerca de la ciudad oriental de Bayamo.

Las autoridades cubanas concluyeron que Carromero iba a exceso de velocidad, ignoró una señal de tránsito y chocó contra un árbol. Pero la familia de Payá y el propio Carromero afirman que un automóvil, presumiblemente de la Seguridad del Estado cubano, provocó el choque.

Payá fundó el MCL en 1987 para oponerse al régimen cubano unipartidista. El grupo delineó varias iniciativas para promover el cambio en la isla. Uno de ellos, el llamado Proyecto Varela, consiguió 25,000 firmas para pedir al gobierno que garantizara la libertad de prensa y de reunión y que abriera camino a una democracia multipartidista.

Otro proyecto que cuenta con un fuerte respaldo de la oposición es El Camino del Pueblo. El documento pide la liberación de los presos políticos, la convocatoria a una Asamblea Constituyente y la restitución de las libertades básicas. Recientemente el joven opositor del MCL, Gualberto Leyva Batista, fue atacado a machetazos por difundir el mensaje de El Camino del Pueblo.

En la conferencia, la hija del fundador del MCL adelantó que evalúan la posibilidad de presentar un nuevo reclamo por la muerte de su padre.

“Estamos estudiando la posibilidad de presentar una demanda ante la Audiencia Nacional española, porque mi padre era también ciudadano español”, sostuvo la joven.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios