Sur de la Florida

Artistas reiteran en Art Basel pedido de justicia por la muerte de Reefa

Mientras que los artistas de Miami están ocupados preparándose para darle la bienvenida a Art Basel, uno de los espectáculos de arte más grandes del mundo, este jueves otro pensamiento invade Miami Beach.

“Esta semana, durante Art Basel quiero usar mi talento para asegurarme de que su nombre y que lo que pasó con Israel Hernández, Reefa, no sea olvidado tan fácilmente”, dijo el artista de graffiti “Nobody”.

Nobody estaba en Berlín cuando escuchó la noticia de la muerte de Israel.

Hernández-Llach perdió la vida en agosto tras un altercado con Jorge Mercado, un oficial del Departamento de Policía de Miami Beach, en el cual Mercado le disparó al joven con un Taser causándole la muerte.

Nobody ya ha escrito el nombre de Reefa en varias de sus obras y planea continuar haciéndolo durante diferentes eventos de Art Basel.

“Cada vez que tenga la oportunidad escribiré su nombre”, dijo Nobody. “El no era un criminal, era un hijo, un amigo y un artista y su muerte no debe de ser en vano”.

Natalia Jaramillo, colombiana de 36 años, se ha mantenido al frente de todos los acontecimientos después de la muerte de Hernández-Llach. Se ha unido a la familia en su dolor y se ha involucrado en un comité para organizar eventos comunitarios que buscan justicia por la muerte de Hernández-Llach.

“Estoy recogiendo firmas de artistas locales e internacionales para pedirle a los dirigentes de Art Basel que le dediquen los eventos de este año a Reefa”, dijo Jaramillo. “He puesto una página de internet donde los artistas pueden firmar esta petición” ( bit.ly/basel4reefa). En solo dos días Jaramillo ya ha recogido 40 firmas.

Una de las firmas es de Rubén Ubiera, un artista dominicano de 38 años quien fue contratado para hacer un mural en la pared del edificio de Wywood Brewing Co.

“Yo estaba listo para pintar la pared y vi que había unas hojas en la esquina derecha que se parecían a las que pintaba Reefa”, dijo Ubiera. “Les tomé una foto y pregunté para asegurarme si eran de Reefa o no y me dijeron que sí”.

En honor a Reefa, Ubiera decidió incorporarlas a su dibujo sin cambiarlas. “Lo planeé para que nada las tocara. Yo quiero preservar el arte de Reefa”, dijo Ubiera. “Cuando escuché su historia me tocó el corazón porque yo también ando en patineta y soy artista y soy latino y he vivido en Miami por más de 15 años. Yo también pude ser Reefa”.

Ubiera desea rendirle tributo a Reefa pintado un mural y anda en busca de un negocio que le brinde la pared.

“Es triste que las autoridades no tengan nada que decir sobre esto”, añadió.

El artista de medios mixtos, Chy Tea, de 38 años y nacido en Conneticut, también añadió su firma a la petición para la dedicación de Art Basel a Israel Hernández-Llach pero hizo más que eso: en el brazo izquierdo cerca de su mano lleva tatuada la firma de Reefa.

“Yo no era su amigo en vida”, dijo Chy Tea. “Pero soy un padre y solo pensé en mi hijo. Cuando me di cuenta de lo que sucedió con Reefa supe que tenía que actuar”.

Chy Tea actualmente pinta un mural inmenso en la calle 24 y la avenida 5 dentro de un estacionamiento cerrado.

“No sé exactamente lo que voy a pintar pero voy a dejar que mi inspiración me guíe”, dijo Chy Tea. “Se lo voy a dedicar a Reefa y voy a incorporar las flores que a él tanto le gustaba pintar”.

El artista nicaragüense de 30 años conocido como “Registered Artist” creció en Miami y es el encargado del evento Viernes de Arte Gratis (Free Art Fridays) y dedicará el próximo evento a la memoria de Reefa.

“Yo firmé la petición porque creo que esta es una buena causa”, dijo Registered Artista quien en el pasado ha colaborado con otros artistas para pintar murales honrando a Reefa. “Hay muchos policías corruptos y, honestamente, pudo haber sido cualquiera de nosotros”.

Jaramillo seguirá recogiendo firmas de artistas locales hasta el martes, aunque no está muy segura de que sus esfuerzos, los de "Culture Strike" y los de las demás personas que están luchando por esta causa, tengan el fruto deseado.

“A más tardar el martes voy a escribir la carta oficial que vamos a entregarle a los dirigentes de Art Basel”, dijo Jaramillo. “Cuando hablé con ellos me dijeron brevemente que no piensan tomar una posición política pero ya veremos qué sucede”.

Jaramillo está motivada por su convición de que “la ciudad de Miami no puede beneficiarsce económicamente del trabajo de los artistas de la comunidad y, a la vez, dejar que la muerte de Israel Hernández-Llach siga impune”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios