Sur de la Florida

Demócratas de Miami-Dade se organizan por nacionalidades

Cuando el congresista demócrata Joe García se presentó ante el club de cubanoamericanos demócratas de Miami-Dade el sábado, las personas que se reunieron para escucharlo hablar sobre la reforma migratoria no eran solamente de origen cubano.

Representaban varios países latinoamericanos, cómo Venezuela, Colombia, Nicaragua y Honduras.

“También de Perú tenemos aquí”, dijo Annette Taddeo-Goldstein, presidenta del Partido Demócrata de Miami-Dade, señalando al salón de Latin American Café en South Miami, donde se realizó el evento. “El Partido Demócrata aquí ha cambiado tremendamente en años recientes”.

Taddeo-Goldstein contó que una de sus metas cuando ganó la presidencia del partido el año pasado fue formar y apoyar a nuevos clubes demócratas para las distintas y crecientes comunidades hispanas de Miami-Dade. La idea no es solamente atraer a nuevos votantes al partido, sino también promover a nuevos líderes políticos de estas comunidades hispanas.

Actualmente, existen clubes para los venezolanos, los colombianos, los argentinos, y los nicaragüenses. Además, un grupo hondureño ahora está en el proceso de formalizar su propio club demócrata.

“Creo que dentro de dos semanas finalizamos el proceso y formamos el club”, dijo Francisco Portillo, un activista hondureño que por años se ha dedicado a las campañas a favor de la reforma migratoria. “Ya con estos clubes va a haber mejor unidad y apertura, y quizás también un camino para eligir a personas de nuestros pueblos a los cargos locales”.

Darío Moreno, un profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y un estratega político, opinó que el Partido Demócrata se ha enfocado más que el Partido Republicano en atraer a nuevos votantes y apoyar a candidatos hispanos no cubanos en el Condado Miami-Dade.

“Han habido distintas organizaciones políticas en el pasado para los peruanos y los nicaragüenses y los colombianos, pero nunca han estado asociados con un partido como ahora”, dijo Moreno, quien suele trabajar con candidatos republicanos. “Los republicanos nunca hicieron eso, nunca los organizaron de esta manera”.

Nelson Díaz, presidente del Partido Republicano de Miami-Dade, dijo que su partido siempre ha promovido y continuará promoviendo su plataforma ante todas las comunidades hispanas.

“Sin embargo, nuestra estrategia no es explotar las divisiones étnicas como lo hacen los demócratas”, explicó. “Nuestro mensaje es que los republicanos son los defensores del Sueño Americano, y que somos nosotros los que ayudamos a los pequeños negocios mientras los demócratas quieren más impuestos y regulaciones”.

Díaz dijo que hay clubes republicanos para mujeres, jóvenes, judíos y hasta residentes de ciertas áreas geográficas de Miami-Dade, pero que nunca se ha hecho un esfuerzo para organizar los votantes hispanos por su país de origen.

Agregó: “Si hay grupos que quieren organizarse en clubes étnicos republicanos, entonces les damos la bienvenida”.

Durante las elecciones presidenciales del 2012, el demócrata Barack Obama recibió más votos que su contrincante republicano Mitt Romney en el Condado Miami-Dade, donde obtuvo el 75 por ciento del voto colombiano, venezolano, peruano y argentino, de acuerdo con una encuesta de la firma Bendixen & Amandi International. Sin embargo, el 52 por ciento de los votantes de origen cubano optaron por el republicano.

Moreno, el asesor político, dijo que uno de los retos para el esfuerzo demócrata al atraer a nuevos hispanos al partido será cambiar la tasa de participación electoral de los hispanos no cubanos en los comicios locales. Los votantes cubanos, explicó Moreno, participan con más frecuencia en las elecciones locales que los votantes de cualquier otro grupo.

“Ahora hay que ver si pueden convencer a estos grupos de votar cuando no hay elección presidencial”, dijo.

Taddeo-Goldstein dijo que el partido demócrata ha empezado a apoyar a candidatos en ciudades que eran ignoradas antes, a pesar de que en muchas municipalidades las elecciones no son partidistas. Recientemente respaldaron candidatos demócratas en Homestead y Miami Beach, por ejemplo.

Agregó que la elección del empresario venezolano Luigi Boria el año pasado a la alcaldía de Doral sirve como un ejemplo para el resto de la comunidad de las oportunidades políticas para los hispanos que no son de origen cubano – sean de cualquiera de los dos partidos.

“De hecho, en Doral hay más votantes de origen colombiano que venezolano, pero no se ha postulado un colombiano para el Concejo”, explicó.

Carlos Pereira, presidente del club de venezolano-americanos demócratas de Miami-Dade, dijo que los cubanos han dado un buen ejemplo de la integración a la política local para otras comunidades hispanas tanto al nivel local como nacional.

“Tú te das cuenta de que los cubanos lograron integrarse al proceso político de Estados Unidos y los tienen en todos los niveles, hasta el Senado federal”, dijo Pereira. “Por eso es una comunidad tan sólida, bien respaldada [...] Es importante que las demás comunidades, la mexicana, la venezolana, la colombiana, la hondureña, que todos hagan lo mismo”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios