Sur de la Florida

Cantante español arrestado en Aeropuerto de Miami por ebriedad

El cantante Fernando Madina, líder del grupo de rock español Reincidentes, arrestado el viernes en el Aeropuerto Internacional de Miami acusado de un cargo menos de ebriedad y desorden público, fue puesto en libertad el lunes por la tarde, informó el consulado de España.

Esto supone la resolución del segundo incidente del grupo en el aeropuerto local, al que ya le había dedicado la canción “Conexión Miami”, después de que las autoridades confundieran a otro de sus miembros con un criminal.

Los miembros del grupo musical habían informado el domingo a través de su página de Facebook sobre la presunta desaparición de Medina, de 47 años y nacido en Valencia, Venezuela. Afirmaban que no habían tenido noticias suyas desde el viernes por la tarde y que la familia había presentado una denuncia por su desaparición ante la Policía Nacional española.

Los integrantes de Reincidentes se dirigían el viernes a Quito para dar un concierto e hicieron escala en el aeropuerto de Miami, adonde llegaron a las 2:35 de la tarde, afirmó el grupo en el comunicado.

Los miembros de la banda afirmaron que a Madina se le impidió abordar el vuelo por motivos de seguridad que no les explicaron. El resto de los músicos continuó su viaje a Ecuador.

Los agentes que detuvieron a Madina señalaron que un gerente de American Airlines le negó el permiso a Madina debido a que estaba ebrio, según el informe del arresto de la policía de Miami-Dade,

El reporte señala que cuando los oficiales llegaron, a las 7:40 pm, Madina despedía un fuerte dolor a alcohol, estaba agitado y no cumplió con las instrucciones de los oficiales.

Los agentes le dijeron a Madina que recogiera sus pertenencias y abandonara el área, pero Madina entonces intentó enfrentarse de nuevo al empleado de la aerolínea y tiró sus pertenencias al suelo, añade el informe.

Tras ser retenido en el aeropuerto, Madina fue oficialmente arrestado el viernes a las 9:12 p.m. y acusado de ebriedad y desorden público. Lo trasladaron al Centro Correccional Turner Guilford Knight del condado y le impusieron una fianza de $500.

La Fiscalía del Estado decidió no presentar cargos contra el vocalista y bajista, según la página web de la Secretaría de la Corte de Miami Dade, que muestra que el caso de Madina fue visto por última vez en la corte penal de Miami-Dade en la mañana del lunes. Una representante de la secretaría de la corte confirmó que el caso está cerrado.

“Tras las gestiones del consulado en Miami, hace un rato acaban de poner en libertad al cantante, me informa la cónsul Cristina Barrios”, dijo el lunes por la noche el consejero de prensa de la Embajada de España en Estados Unidos, Gregorio Laso, quien añadió que Madina no tuvo que pagar ninguna fianza.

Los miembros de la banda no respondieron a los mensajes de El Nuevo Herald, pero su mánager, Francisco López, afirmó en declaraciones al diario español El Mundo que Madina había tomado una pastilla para dormir, como siempre que toma un vuelo de ocho horas.

El grupo emitió un segundo comunicado a través de su página de Facebook el lunes protestando porque las autoridades nunca les informaron del paradero de Madina, a pesar de sus constantes llamadas.

“Queremos dejar constancia de nuestra indignación”, afirmó el grupo en el comunicado. “Nos parece intolerable que tras repetidas llamadas a lo largo de todo el fin de semana, tanto a las autoridades aeroportuarias, oficina de inmigración del Estado de Florida y la Policía del Aeropuerto de Miami, solicitando información acerca del paradero de Fernando, no solo no se nos facilitara sino que se nos dijo que no estaba detenido, retenido ni tenían constancia de ninguna causa contra él, esto ha supuesto dos días de absoluta desesperación para familia y amigos”.

Cumplidas las 48 horas desde que los miembros del grupo lo vieron por última vez, la familia denunció su desaparición ante las autoridades españolas.

La banda anunció el domingo que suspendía definitivamente su concierto en Ecuador, con el que el grupo iba a arrancar la presentación de su último trabajo “Aniversario”, que conmemora sus 30 años de carrera.

Este es el segundo incidente del grupo en el aeropuerto de Miami, después de que, la última vez que la banda hizo escala allí, las autoridades confundieran al guitarrista Juan Barea con un narcotraficante colombiano. Tras retenerlo unas horas, el músico tomó otro vuelo a Venezuela.

Tras ello, el grupo incluyó en su álbum de 2011 Tiempos de Ira la canción “Conexión en Miami”, en la que el grupo protestaba por las que considera como excesivas medidas de seguridad y por el trato de los agentes aeroportuarios.

El resto de la banda viajó el lunes de Quito a Miami y de allí regresarán a Madrid.

  Comentarios