Sur de la Florida

Aumentan los robos a viviendas en Cutler Bay

La Unidad de Supresión del Crimen (CST) de la policía condal inició el miércoles el patrullaje con unidades encubiertas en vecindarios residenciales de Cutler Bay ante una racha de robos a viviendas a plena luz del día durante la última semana.

El martes, en algún momento entre las 10 a.m. y las 2 p.m., la casa de Yaomara Rodríguez, una madre que vive con su familia en el oeste de Cutler Bay, fue vandalizada y robada. El o los ladrones se llevaron unos $3,000 en electrodomésticos y joyas, estimó la víctima.

“No puede ser que me vaya a trabajar y al volver me encuentre con que nos robaron de esta manera”, dijo Rodríguez a El Nuevo Herald. “Mi preocupación no sólo es por lo material sino por lo que significa que violen la intimidad de mi hogar, realmente nos sentimos desprotegidos. Lo peor es que no soy la única víctima”.

A tres casas de Rodríguez, en la misma cuadra, la vivienda de otra familia fue robada por unos $3,500 en electrodomésticos y joyas el pasado martes 3 bajo la misma modalidad: ingreso al patio trasero, destrucción del vidrio de una ventana o una puerta para entrar y revolver pertenencias en busca de joyas y otros objetos de valor.

A sólo una cuadra de allí, la vivienda de otra familia fue asaltada el miércoles 4, también a plena luz del día. La familia que ha pedido no ser identificada por temor a represalias dijo que el o los ladrones robaron cerca de $2,000 en pertenencias, entre estas dos celulares que emiten señales de ubicación.

“Esto se lo dijimos a la policía de Culter Bay que vino a hacer el reporte del robo”, dijo una de las víctimas. “Pero no nos prestaron mucha importancia sobre esta información para ubicarlos”.

La misma víctima mostró a un reportero de El Nuevo Herald que hasta el martes por la noche uno de los celulares robados aun emitía una señal que lo ubicaba a unas cuantas cuadras del vecindario afectado. La información fue alcanzada a los agentes encubiertos del CST el miércoles.

El más reciente informe estadístico del Departamento de Policía de Cutler Bay, que es manejado por la policía condal, indica que de enero a noviembre se han registrado 202 robos residenciales y comerciales.

El detective de la policía de Cutler Bay, A. Rodríguez, dijo que la racha de robos en esa ciudad también venía afectando a vecindarios del área de la calle 224 del suroeste y Old Cutler Road.

“Lo que están haciendo los ladrones es robar joyas que luego no necesariamente las venden a casas de empeño, sino a tiendas de compra de oro”, dijo Rodríguez. “Muchas veces estas tiendas sólo mantienen las joyas por un par de semanas y luego las derriten, sin dejar rastro alguno de lo robado”.

El administrador municipal de Cutler Bay, Ralph Casals-Muñoz, dijo que el incremento de los robos suele ocurrir por la temporada festiva de fin de año, por lo que se ha reforzado el patrullaje en zonas comerciales.

Casals-Muñoz agregó que la policía también se está dedicando a identificar patrones y tendencias de robos en zonas residenciales específicas.

“Esta estrategia nos ha permitido capturar a ladrones que estaban robando, por ejemplo, en el área residencial de Lakes by the Bay, hace casi cinco meses”, dijo Casals-Muñoz. “Pero esto se hizo posible gracias a que los propios vecinos empezaron a reportar movimientos de personas y vehículos extraños en sus vecindarios”.

Pero para Yaomara Rodríguez, cuya casa fue robada el martes, urge que la policía de Cutler Bay en vez de dedicarse a multar vehículos por infracciones menores priorice la vigilancia e investigación criminal.

“Los policías suelen ocultarse por estas calles para multar a quienes se pasan la señal de Pare”, dijo Rodríguez. “Pero lo que se necesita es que investiguen a quienes nos están robando. No lo digo solo por mí, sino para que otras personas no pasen por lo mismo que yo estoy pasando”.

La tarde del miércoles, la intervención oportuna de un familiar de Rodríguez permitió repeler a dos sospechosos que a plena luz del día merodeaban otra vivienda en la misma cuadra y cuyos propietarios se encontraban fuera trabajando.

Varias patrullas de la policía condal llegaron pronto a la escena y obtuvieron fotografías de los sospechosos las cuales fueron tomadas por uno de los vecinos.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios