Sur de la Florida

Desestiman caso contra empresario venezolano por denuncia falsa en Miami

Las autoridades desestimaron el caso contra un empresario venezolano acusado de presentar una denuncia falsa contra el administrador de la Ciudad de Doral, Joe Carollo.

La Oficina de la Fiscalía Estatal de Miami-Dade cerró el caso contra el empresario Juan Carlos Tovar Barrios, y su empleado, Javier Bellón, el lunes, horas antes de una audiencia judicial en el caso. La fiscal asignada al caso, Johnette Hardiman, había empezado a escribir el memorándum oficial pidiendo que se cerrara el caso el 2 de diciembre.

En un memorándum a José Arrojo, subjefe de la Fiscalía, Hardiman explicó que había que desestimar el caso para “tratar a estos civiles igual que se trata a otros civiles en casos parecidos”.

“Si el administrador municipal no estuviera involucrado, el caso no hubiera recibido el escrutinio o la intensa labor policial que terminó recibiendo”, escribió.

Hardiman agregó que la policía de Doral inicialmente tomó las alegaciones de Tovar contra Carollo como “un incidente” que quería reportar, y no un asalto físico que debía ser investigado.

“La intención original era simplemente documentar un incidente”, dijo Hardiman en una entrevista telefónica el lunes por la tarde.

Carollo dijo que no estaba de acuerdo con la decisión de la Fiscalía y se refirió a una carta enviada por un abogado de Tovar un día después del supuesto incidente, en la cual indicaba que su cliente podría demandar a la Ciudad porque “había sido amenazado y atacado físicamente” por el administrador.

Carollo, quien ha contratado a un abogado, opinó que la fiscal estatal Katherine Fernández-Rundle había jugado un papel en la decisión “política” de desestimar el caso.

“Esto tiene que ver con sus prejuicios personales contra mí”, dijo Carollo, quien se ha convertido en un fuerte crítico de la fiscal en años recientes. El administrador de Doral agregó que, poco después del arresto de Tovar, le había pedido a Fernández-Rundle que se separara del caso, citando su conflictiva relación con la fiscal y el hecho de que Carollo respaldó la campaña de su oponente Rod Vereen en las elecciones para la Fiscalía el año pasado.

Ademas, Carollo dijo que una declaración jurada que consiguió del detective privado Joe Carrillo, le servirá como más evidencia de los prejuicios personales de la fiscal en su contra. Durante una investigación sobre fraude electoral que implicaba a su propia campaña electoral el año pasado, Fernández-Rundle le preguntó en dos ocasiones a Carrillo, quien inició el caso, si Carollo era quien lo había contratado, de acuerdo con el detective privado.

A través de un vocero, Fernández-Rundle dijo que no respondería a los comentarios de Carollo.

“Ella cree que el memorándum desestimando el caso es excepcionalmente claro, bien razonado y completo”, escribió el vocero, Ed Griffith, en un correo electrónico a El Nuevo Herald. “Agregar más comentarios le restaría importancia a los hechos mismos”.

Tovar, de 32 años, dijo que “obviamente estoy contento que hubo justicia” pero indicó que no no podía ofrecer mayores comentarios sin hablar con sus abogados. Un mensaje a su equipo legal no fue respondido el lunes.

El caso debía tener una audiencia judicial este lunes en Hialeah ante la jueza Ivonne Cuesta. Los abogados de Tovar habían pedido hace un mes que el caso fuera a juicio y que fuera decidido por la jueza, no un jurado.

El empresario venezolano había denunciado en septiembre a Carollo por atacarlo físicamente y acosarlo verbalmente en el tercer piso del Ayuntamiento de Doral durante una tensa audiencia del Concejo. Esa noche se había aprobado un polémico proyecto inmobiliario que previamente había pertenecido en parte a los hijos del alcalde Luigi Boria, quien les regaló millones de dólares para comprar su parte de los terrenos. Bellón, un empleado de Tovar en su firma inmobiliaria, dijo haber sido testigo del ataque.

Sin embargo, un video del incidente reveló que Carollo no había tocado a Tovar. Después de consultar el caso con la Fiscalía, la policía de Doral arrestó a Tovar por presentar una denuncia falsa y a Bellón por ser testigo falso.

Las acusaciones de Tovar y su subsecuente arresto ocurrieron en medio de uno de los momentos más escandalosos en la breve historia de la Ciudad de Doral. El Nuevo Herald había publicado una investigación sobre el papel financiero de Boria en el proyecto inmobiliario; durante su campaña el año pasado Boria había negado estar vinculado al proyecto. El alcalde perdió todas sus alianzas en el Concejo, y protagonizó varias diferencias públicas con el administrador, Carollo, a quien él mismo designó en el cargo.

El lunes por la tarde, Boria dijo que no tenía comentario sobre la decisión de la Fiscalía de desestimar el caso contra Tovar, quien había sido cliente de la empresa de venta de computadoras del alcalde.

“Ya era hora de que terminara”, dijo Boria.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios