Sur de la Florida

Miami demanda a bancos por ejecuciones hipotecarias

En Miami-Dade, el alza del 4 por ciento en las ejecuciones hipotecarias, con relación a junio del 2007, es menos dramática, lo cual señala un posible decrecimiento en hipotecas problemáticas.
En Miami-Dade, el alza del 4 por ciento en las ejecuciones hipotecarias, con relación a junio del 2007, es menos dramática, lo cual señala un posible decrecimiento en hipotecas problemáticas. Getty Images

La Ciudad de Miami ha presentado demandas contra tres de los grandes bancos nacionales por sus supuestas prácticas abusivas contra las minorías, que resultaron en una epidemia de ejecuciones hipotecarias.

Las demandas contra Bank of America, CitiGroup y Wells Fargo buscan recuperar una parte de los millones de dólares que la Ciudad ha perdido en impuestos a la propiedad en años recientes debido a una ola de ejecuciones hipotecarias. También pide alivio para lidiar con los nuevos costos en que incurre la Ciudad para mantener y vigilar las casas que han vuelto a ser propiedad de los bancos y que ahora están abandonadas.

“Queremos penalizar a los bancos por sus prácticas discriminatorias a fin de recuperar para la Ciudad y a los ciudadanos una porción de todas estas pérdidas”, dijo el comisionado Francis Suárez, quien patrocinó la medida para comenzar el litigio contra los bancos a principios del año.

En las demandas, la Ciudad alega que los tres bancos discriminaban contra las minorías étnicas, incluyendo a los hispanos y afroamericanos, cuando se establecían los términos y condiciones de sus préstamos hipotecarios, desde al menos el 2004. De acuerdo con la demanda, que se basa en la Ley Federal de Viviendas Justas, estas prácticas discriminatorias incluían aprobar crédito a prestatarios que no las podían pagar, y rehusarles la opción de refinanciar los mismos préstamos.

“Los bancos deben extender el crédito a las minorías bajo los mismos términos que a otros prestatarios”, de acuerdo con las demandas presentadas en la corte federal la semana pasada. “Los bancos no deben enfocarse en los barrios de minorías para préstamos que son discriminatorios, o hacer préstamos a minorías bajo condiciones que son peores que las que dan a los anglosajones con características de crédito parecidas”.

En declaraciones enviadas el jueves a El Nuevo Herald, representantes de los bancos dijeron que estaban decepcionados con la demanda.

“Nos defenderemos vigorosamente, y en especial, contra estas alegaciones infundadas que no reflejan nuestros valores corporativos”, señaló una comunicación de Wells Fargo.

Bank of America también defendió sus prácticas y dijo que “cuando la economía nacional cayó severamente y nuestros clientes fueron afectados por las dificultades financieras personales, como el desempleo y el subempleo, nosotros respondimos urgentemente con soluciones para ayudarles”.

CitiGroup, por su parte, consideró que la demanda no tiene fundamento.

“Citi considera a cada solicitante bajo los mismos criterios objetivos, que son ciegos a la raza, etnias, género y cualquier otra característica prohibida”, de acuerdo con la declaración.

Las demandas de Miami vienen días después de que la Ciudad de Los Angeles presentara demandas contra los mismos bancos. Las ciudades utilizaron el mismo equipo de abogados, quienes sólo recibirán pago si las ciudades ganan.

“Estas son las dos áreas con las mayores concentraciones de inmigrantes hispanos en el país”, dijo Suárez, un abogado dedicado a los bienes raíces. “Es interesante notar que estos bancos utilizaban las mismas prácticas discriminatorias en todo el país”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios