Sur de la Florida

Disputa entre vecinos acaba con un hombre baleado en Hialeah

Una disputa entre vecinos Hialeah acabó el viernes por la noche con la muerte de Arturo Vigo, de 38 años, baleado por otro de los huéspedes del Hotel Cabana donde se alojaba, informó la Policía de Hialeah en un comunicado.

Según la investigación de las autoridades, Vigo y Alain Álvarez, de 31 años, tuvieron una disputa hacia las 7 de la tarde en el hotel de estancias prolongadas, situado en el 508 de la Primera Avenida del oeste.

Vigo se armó con un machete y atacó a Álvarez, quien portaba un arma de fuego y disparó a Vigo una vez, matándole en un pasillo del primer piso del edificio.

Álvarez, quien se quedó en el edificio tras disparar a su vecino, sufrió heridas leves durante el incidente, según el comunicado de la policía. Tras ser transportado al hospital, donde le dieron de alta, ingresó en el centro correccional Turner Guilford Knight, y se le impuso una fianza de $5,000.

Aunque la investigación sigue abierta, la policía no ha acusado a Álvarez de homicidio, porque consideran que puede tratarse de un caso de autodefensa u homicidio justificado.

Pero si le acusaron de un delito de gran robo y posesión de un arma de fuego robada, ya que el arma usada se reportó como robada en otro caso de Miami.

Hortensia Horta, huésped del hotel, afirmó que Vigo, de nacionalidad cubana, vivía solo en su habitación del motel desde hace tres meses, tenía a su madre en Cuba y a tres hijos y una ex esposa en Miami.

“Era un hombre tranquilo, muy amable. Nunca hubo problemas, siempre se mantenía en su casa”, dijo Horta, quien afirmó que su hijo era muy amigo de Vigo y que no se explica qué pudo haber pasado. “Ayer mismo Arturo [Vigo] le regaló un pancake a mi hijo”.

Horta afirmó que escuchó un estruendo y que cuando salió vio a Vigo tendido en el suelo, mientras le realizaban una resucitación cardiopulmonar.

“Se me nublaron los ojos [con lágrimas]”, dijo Horta.

Pero según los registros públicos, Vigo había tenido al menos otro estallido de violencia. En 2012 se declaró culpable de asalto en un caso de violencia doméstica y de robo de pequeña cuantía.

Se le impuso una orden de alejamiento de Diana Nápoles y fue sentenciado a meses de probatoria durante la que tuvo que asistir a un curso sobre abuso de drogas. No está claro que tipo de relación existía entre Nápoles y Vigo.

Un mes después de la sentencia violó su probatoria y el juez cambió las condiciones de ésta, que finalizó en junio de este año.

Vigo había sido arrestado antes, en 2006, por posesión de cocaína y parafernalia de drogas, pero la fiscalía no presentó cargos.

Álvarez, quien, según un vecino que no quiso ser identificado, vive en el hotel con su padre desde hace varios meses, fue arrestado en 2004 por posesión de marihuana, pero fue referido a un programa alternativo a la prisión.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios