Sur de la Florida

Doral también quiere prohibir en sus edificios los nombres de personas vivas

Siguiendo los pasos de la Ciudad de Hialeah, el Concejo de Doral discutirá este miércoles la ratificación de una ordenanza que prohíbe el bautizo de toda infraestructura municipal con el nombre de personas vivas.

La vicealcaldesa Christi Fraga, impulsora de la iniciativa, aseguró que la ordenanza de Doral carece de cualquier suspicacia política al no enfocarse exclusivamente en autoridades electas vivas, tal como ocurre en el caso de Hialeah.

“Esta ordenanza no va dirigido a ningún político en específico”, dijo Fraga a El Nuevo Herald. “Darle el nombre de alguien a una calle o un parque es un honor importante, y como Concejo debemos cuidarnos de que la persona a la que se le honra cometa algún error que haga lucir mal a la comunidad”.

En Doral, hay dos parques municipales que fueron bautizados por el Concejo de esa ciudad con los nombres de figuras políticas locales vivas: el Morgan Levy, en el 5300 de la avenida 102 del noroeste, y el Juan Carlos Bermúdez, en el 3000 de la avenida 87 del noroeste.

Con 14 acres de infraestructura recreativa, el parque Morgan Levy fue bautizado en honor al reconocido activista comunitario que ha integrado el Comité de Asesoría de la Ciudad de Doral, el cual asiste al Concejo en temas de gobierno municipal. En el 2007, el Concejo aprobó el bautizo del popular parque de 81 acres con el nombre del entonces alcalde Bermúdez.

“Para mi fue un honor que hasta hoy agradezco, pero debe quedar claro que yo nunca pedí que se bautizara nada con mi nombre, nisiquiera un árbol”, dijo Bermúdez. “La propuesta salió del Departamento de Parques y Recreación y se planteó el tema ante el Concejo sin mi conocimiento. Yo nunca pedí ese reconocimiento”.

Bermúdez dijo que si en algún momento se plantea ante el Concejo la propuesta de eliminar su nombre del parque, respetará la decisión.

“Si alguien piensa que no el parque no amerita llevar el nombre del primera alcalde [de Doral] lo entenderé porque vivimos en democracia”, manifestó Bermúdez. “Es una decisión que respetaré plenamente [...] Lo que sí digo es que estoy muy orgulloso del buen trabajo que hicimos todos, incluyéndome a mí, por el bien de nuestra comunidad”.

Fraga, cuya iniciativa fue aprobada en primera lectura el pasado 11 de diciembre, enfatizó que esta no plantea eliminar los nombres ya establecidos en la infraestructura municipal.

“En esta ordenanza no se expresa ninguna intención de eliminar nombres que ya están colocados en propiedades de la Ciudad”, aseguró Fraga. “Si alguien quiere que no sea así, está en manos de la comunidad, para lo cual se deberá presentar una propuesta para eliminar el nombre. [...] Pero la ordenanza sólo establece que tras su aprobación ya no se siga dando nombres de personas vivas a parques o calles”.

La iniciativa de Doral es considerada en momentos en que emerge una polémica en Hialeah por la aplicación de una medida similar.

El Consejo de Hialeah tiene previsto discutir el martes por la noche tres resoluciones presentadas por el alcalde Carlos Hernández para borrar los nombres de inmuebles municipales bautizados hace varios años en honor al ex alcalde Raúl Martínez, a su esposa Angela, y al ex senador Roberto Casas, un aliado político de Martínez.

La iniciativa ha sido calificada por Martínez y por Casas, respectivamente, como una “bajeza” y “una revancha política contra los opositores del alcalde”.

De ser aprobadas las resoluciones, Hernández dijo que el jueves por la mañana cuadrillas de obreros iniciarán la remoción de los nombres en el edificio municipal central, en el 501 Palm Avenue; en el edificio de apartamentos para personas de bajos recursos; y en un parque de poco más de dos acres en el oeste de la ciudad.

Hernández adelantó que planteará ante la Comisión de Preservación Histórica de la Ciudad rebautizar el parque Roberto Casas con el nombre de Parque de los Veteranos.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios