Sur de la Florida

No bloquearán acceso a información sobre fraude en votaciones

El Condado de Miami Dade ya no bloqueara el acceso del público para obtener información clave que ha ayudado a detectar intentos de fraude en votaciones.

El Alcalde Carlos Giménez dijo el jueves, al revertir una decisión de su supervisora de elecciones, que las direcciones de Protocolo de Internet (IP) para las solicitudes de papeletas de votación ausente enviadas en línea, son del dominio público.

Giménez explicó su posición en un memorando al comisionado Xavier Suárez quien había solicitado que el alcalde utilizara su autoridad ejecutiva para hacer que las direcciones de IP estuviesen disponibles. La Supervisora de Elecciones Penélope Townsley había dicho que seguirían siendo secretas.

Tanto Giménez como Townsley dijeron el jueves que habían hablado previamente y habían acordado en el cambio de política.

"Luego de revisar las políticas y procedimientos, queda claro que la recolección de direcciones IP una parte importante y esencial del protocolo para detectar fraude; sin embargo, es incidental pero no ‘necesario’ para procesar las papeletas de votación ausente", escribió Giménez.

El estatuto estatal permite que los supervisores electorales se eximan de revelar al público en general – pero no a los candidatos políticos, comités o partidos – cualquier información sobre papeletas de votación ausente que se considere "necesaria".

Townsley había dicho que las direcciones de IP entraban bajo esa designación. Ella buscó la opinión de la división de elecciones de Florida, la cual dijo en noviembre que era cuestión de cada departamento de elecciones del condado, tomar esa decisión.

Luego de que Townsley dijera el mes pasado que pretendía mantener en privado las direcciones de IP, el Nuevo Herald escribió un articulo acerca de la decisión, haciendo notar que una investigación del periódico el año pasado, utilizó las direcciones de IP para descubrir que a un perpetrador de fraude que había intentado enviar ilegalmente papeletas de votación ausente en masa, a través de Internet.

El reportaje del Herald conllevó a una investigación que resultó en el arresto del antiguo jefe de personal del congresista Joe García. También llevó a los fiscales a estar alertas ante posibles imitadores lo cual resultó en dos investigaciones más.

Una de ellas, efectivamente terminó con la campaña para alcalde del Comisionado de la Ciudad Francis Suárez, aunque éste no fue acusado de ningún crimen.

Su padre, el comisionado del condado, tomó medidas para mantener las direcciones de IP como del dominio público, luego de que el artículo del Herald saliera publicado en diciembre. El consultó con la oficina del fiscal del condado en donde le dijeron que el alcalde podía instar decirle al supervisor de elecciones a que estableciera una política distinta.

Y también le escribió a Giménez el 6 de enero, citando solicitudes de los medios para publicar la información y solicitándole al alcalde que tomara medidas.

"Cualquier dirección de IP que sea usada para solicitar varias papeletas de votación ausente es información que debería estar disponible a los medio y al público en general tanto en interés de la transparencia como de la integridad electoral," escribió Xavier Suárez.

Giménez estuvo de acuerdo, diciendo que Townsley ha "instituido medidas de seguridad adicionales para garantizar que las solicitudes de papeletas de voto ausente se hagan de acuerdo a la ley de la Florida", lo que incluye capturar la información de las direcciones de IP.

En una entrevista, Suárez dijo que estaba contento con el resultado y al saber que los reporteros y el público podían seguir investigando.

"Impedir eso, es realmente ir en contra de lo que estamos tratando de lograr que es [tener] un buen gobierno", dijo Suárez.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios