Sur de la Florida

Familia de Hialeah sin electricidad por más de un mes

Jorge Vázquez y María Fuentes llevan más de un mes sin luz eléctrica en su casa de Hialeah.

La vivienda de Vázquez, Fuentes, los dos hijos de ambos y sus respectivas parejas, un bebé de 3 meses y un abuelo de 88 años, se quedó sin electricidad tras una falla con el medidor el 14 de diciembre. La compañía Florida Power & Light (FPL) ordenó que se reparara el problema para poder conectar nuevamente la electricidad. Sin embargo, una inspección de la Ciudad de Hialeah reveló que la situación en su vivienda era más grave de lo que la familia pensaba.

De acuerdo con un reporte de John T. Hall, jefe de inspección eléctrica de Hialeah, la vivienda sobre la 10 Court del oeste “tiene numerosas violaciones eléctricas que representan un riesgo para la seguridad de la familia y podrían causar un incendio”.

“Yo compré esta casa hace 15 años y pasó todas las inspecciones y se obtuvieron todos los permisos”, dijo Fuentes, de origen mexicano. “No he hecho cambios desde entonces y ahora todo representa un peligro”.

Ahora la Ciudad les exige una larga lista de reparaciones para poder ordenar la reconexión de la electricidad. La familia ya ha invertido unos $4,000 en arreglos y permisos pero esto no ha sido suficiente. Un electricista les cobró $550 por reparar la caja del contador de electricidad pero no completó su trabajo. Durante una segunda inspección de la Ciudad, salieron a la luz las demás violaciones.

Su nuevo electricista estima que los arreglos exigidos por la Ciudad podrían costar miles de dolares. Vázquez y Fuentes han calculado que todo les saldría en unos $10,000. No cuentan con esa cantidad.

Mientras tanto la familia cocina en el exterior de la casa ayudados por una extensión eléctrica. Gastan $80 al día en gasolina para una generador con el que han sobrevivido por semanas.

“Si por lo menos la Ciudad negociara con nosotros y nos dejaran hacer algunos arreglos y autorizaran la conexión de la luz”, dijo Vázquez, cubano y quien ha vivido en Estados Unidos por 9 años.“Pero como vamos, tendremos que dejar la casa. Está casi inhabitable”.

“No podemos asumir la responsabilidad de arriesgar la vida de los que habitantes de la casa”, dijo el martes Arnie Alonso, el jefe de despacho del alcalde Carlos Hernández.

Alonso explicó brevemente que la Ciudad ha enfrentado casos similares antes y que la solución es reparar todas las violaciones. No pudo estimar si algún caso se ha extendido tanto tiempo como el de Vázquez y Fuentes.

Según el reporte de Hall, a la vivienda le faltan conexiones a tierra adecuadas, tiene cables expuestos, el servicio eléctrico ha sido alterado en algunos cuartos y la estructura aparenta insegura.

Fuentes, quien trabaja en vienes raíces e hizo las negociaciones de su casa hace 15 años, dijo que adquirió la vivienda tal cual está. No se explica cómo por 15 años la estructura eléctrica de su hogar no representó un problema, pero ahora le podría costar una pequeña fortuna en reparaciones.

La familia paga unos $1600 en hipoteca y seguros al mes. La vivienda ha pasado cada inspección eléctrica de las compañías de seguro a través de los años, contó Fuentes.

De no llegar a un acuerdo con la Ciudad, Vázquez y Fuentes dijeron que tendrán que desalojar su vivienda.

“No quiero dejar la casa por la que tanto he trabajado por todos estos años”, lamentó Fuentes. “Pero no puedo pagar renta y también el mortgage, y no podemos resistir mas en estas condiciones. No estamos pidiendo dinero de nadie pero si que lleguemos a un punto medio para poder tener electricidad mientras hacemos nuestras reparaciones”.

Hall no contestó a una llamada de El Nuevo Herald el martes por la tarde.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios